10 reglas esenciales de seguridad en Internet

Una lista con las reglas más importantes de seguridad en Internet que todo usuario digital debería conocer de memoria e incorporar a su rutina.

Una lista con las reglas más importantes de seguridad en Internet que todo usuario digital debería conocer de memoria e incorporar a su rutina.

En el Día internacional de la Seguridad Informática, compartimos un listado de 10 reglas básicas que todo usuario digital debería incorporar como parte de sus hábitos para disfrutar de la tecnología e Internet de forma segura y minimizar considerablemente los riesgos de ser víctima de las amenazas informáticas más comunes.

Como vemos en la siguiente imagen, es posible dividir este conjunto de reglas en tres niveles: básico, intermedio o avanzado:

Medidas de seguridad básicas, intermedias y avanzadas que deberían seguir los usuarios en general

Y si bien la lista de la imagen y la que compartimos a continuación podría ser más larga, lo más importante es tomar verdadera conciencia de los riesgos que existen en el mundo virtual actualmente y de lo vital que es y seguirá siendo aprender a gestionar nuestra seguridad digital.

10 reglas de seguridad en Internet para todos los usuarios

1. Utilizar contraseñas largas y complejas

Evita las contraseñas simples y fáciles de adivinar, como fechas, nombres o cualquiera de las que año tras año vemos en la lista de las peores contraseñas. Otro aspecto fundamental: no utilices la misma contraseña para más de una cuenta. La reutilización de claves es una de las peores prácticas en seguridad.

A la hora de crear una contraseña segura lo ideal es que sean largas , incluso frases contraseña con hasta 20 caracteres y que incluyan letras, números, mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales. ¡No te olvides que el espacio cuenta como un carácter!

Una buena idea también es utilizar un administrador de contraseñas, ya que estas herramientas no solo permiten almacenar de forma ordenada las credenciales de acceso para todas las cuentas que hemos creado, sino que en general ofrecen la posibilidad de confeccionar contraseñas realmente seguras y únicas.

2. Utilizar la autenticación en dos pasos en todas tus cuentas

El paso siguiente a la buena gestión de tus contraseñas es implementar la autenticación en dos pasos, también conocido como doble factor de autenticación, en cada una de las cuentas y servicios que utilices.

Activar esta opción te brinda una capa de seguridad adicional muy importante que dificultará a un atacante lograr acceso a tus cuentas por más que tenga el usuario y la contraseña. Para más información, lee el siguiente artículo que explica todo sobre la autenticación en dos pasos y cómo activarla en algunos de las plataformas y herramientas más populares.

3. Utilizar una conexión a Internet segura

En el caso de los dispositivos móviles como el smartphone, utiliza los datos para navegar por Internet y evita —o utiliza con precaución— las redes Wi-Fi públicas, sobre todo si vas a ingresar credenciales de acceso o información sensible. Si tenes que usar una red Wi-Fi pública o insegura, por ejemplo, porque viajaste y estás en un bar o un restaurante, procura conectarte a través de una VPN. Por último, asegúrate de que la conexión a tu red Wi-Fi cuente con una contraseña segura y corrobora también que configuración de tu router sea la adecuada. 

4. Configurar correctamente la privacidad de todas tus cuentas

Son muchas las buenas razones para gestionar correctamente la privacidad de nuestra información en cada una de las plataformas y servicios que utilizamos, ya que el uso indebido de nuestros datos personales, incluso los que parecen más inofensivos, pueden representar un riesgo al que la mayoría de nosotros estamos expuestos. Más aún si no tomamos ningún recaudo para evitarlo.

Lo que publicamos en el universo online puede volverse en nuestra contra. Datos como nuestra fecha de nacimiento, dónde trabajamos, cuál es nuestra profesión, lugar de residencia, etc. pueden ser utilizados por estafadores para robar nuestra identidad o engañarnos con una historia bien elaborada a partir de información que nosotros publicamos. Limitar la información accesible de forma pública y mantener el mayor control posible sobre quiénes pueden ver lo que publicamos puede hacer la diferencia. Si piensas publicar en Internet algo que preferirías que no lo vean todos, quizás sea mejor que no lo publiques.

Más allá de la información que publicamos y cómo los cibercriminales pueden aprovecharla e incluso recolectarla para venderla, la configuración de nuestra privacidad también implica estar atentos a los permisos que otorgamos a las aplicaciones que instalamos o a los servicios en los que creamos una cuenta. Sino recordemos lo que pasó con Facebook y Cambridge Analytica en 2018 cuando se conoció que detrás de una aplicación aparentemente inofensiva que ofrecía un test de personalidad se recolectó información personal de más de 50 millones de personas que luego fue utilizada por una para realizar campañas publicitarias y políticas. 

5. Realiza backup de la información de valor

Ser conscientes de que, por más cuidadosos que seamos, a todos nos puede pasar que extraviemos o que nos roben nuestra computadora o teléfono. También puede ocurrir que bajemos la guardia un instante y nos infectemos con malware por descargar un archivo o una aplicación que no debíamos, o que por alguna otra razón perdamos acceso a nuestra más preciada información. En estos casos, contar con una copia de seguridad de la información más importante se convierte, sin lugar a duda, en el bien más preciado. Por eso, no postergues la tarea de organizar tu backup como corresponde para asegurar que tus fotos, videos, documentos y archivos más importantes. 

6. Mantén tus dispositivos y aplicaciones actualizadas

A diario vemos noticias sobre el descubrimiento de nuevas vulnerabilidades en Sistemas Operativos, herramientas de uso diario y el lanzamiento de actualizaciones para corregir esos fallos. Muchas veces incluso se conocen nuevas vulnerabilidades que, previo a su descubrimiento, ya están siendo explotadas por atacantes de manera activa. Google Chrome, por poner un ejemplo, reportó en lo que va de 2021 solamente 15 vulnerabilidades zero-day que fueron explotadas por atacantes antes de ser parcheadas en una actualización.

Lamentablemente, la mala costumbre de muchos usuarios de no mantener la tecnología que utilizan con las últimas actualizaciones instaladas los expone, ya que los atacantes aprovechan estos fallos para lanzar sus ataques. De hecho, muchas de las vulnerabilidades más explotadas en la actualidad fueron parcheadas hace ya varios años; sin embargo, siguen siendo efectivas para los atacantes por la falta instalación de actualizaciones. 

7. Únicamente descarga aplicaciones de tiendas oficiales

A la hora de instalar una aplicación en tu teléfono, asegúrate de descargarla de tiendas oficiales como Google Play o App Store y evitar fuentes desconocidas. Los cibercriminales suelen crear aplicaciones maliciosas que intentan engañar a los usuarios haciéndoles creer que son apps oficiales de bancos, juegos, billeteras virtuales, etc.

Incluso en las tiendas oficiales debes tener cuidado porque como hemos visto en reiteradas oportunidades, pese a los controles de seguridad que aplican estas tiendas los cibercriminales muchas veces encuentran la forma de sortear los mecanismos de seguridad y logran publicar falsas apps, por lo que es importante también leer los comentarios y las calificaciones de otros usuarios ya que ahí podemos encontrar señales en caso de que se trata de algo sospechoso.

Además de las aplicaciones, debes tener cuidado con las descargas que realizas en general. Los atacantes también buscan distribuir malware a través de cracks de programas o juegos. Por lo tanto, a la hora de descargar solo confía en fuentes oficiales. 

8. Desconfía de las personas que conoces en Internet

Las plataformas sociales abundan en la actualidad y los usuarios cada vez más, y a menor edad, pasan más tiempo interactuando con amigos y también con desconocidos. Sin embargo, las plataformas sociales también tienen un lado oscuro y la violencia digital está presente en diversas formas, afectando a grandes y chicos.

Los fraudes o el acoso en sus diversas formas son moneda corriente en las redes sociales tradicionales, en apps y plataformas de citas online, foros, etc. Por lo tanto, tener cierto grado de desconfianza y cautela en Internet puede ayudarte a evitar varios malos momentos. 

9. Instala una solución antimalware en tu computadora y teléfono

Tener tus dispositivos asegurados con una solución de seguridad confiable que te proteja contra el phishing, malware, archivos adjuntos en correos o sitios sospechosos será un gran aliado para proteger no solo tus dispositivos, sino la información en ellos. Las soluciones de seguridad en la actualidad cuentan con muchas funcionalidades que contemplan las necesidades actuales, como la posibilidad realizar acciones de manera remota un equipo en caso de robo o extravío, como bloquearlo y enviar un SMS de alerta a usuarios previamente seleccionados o eliminar los datos del dispositivo.

10. Mantener la guardia alta con los correos, mensajes y al momento de realizar búsquedas

Más allá de las consideraciones técnicas que mencionamos hasta ahora, recuerda que el factor humano es el eslabón más débil de la cadena. Por eso, siempre debes estar atento y nunca bajar la guardia. Ten presente que en cualquier momento puedes recibir un correo inesperado solicitando que descargues algo, que hagas clic en un enlace o que envíes información personal y sensible. También al momento de realizar compras online debes realizar las debidas diligencias y chequear la reputación del vendedor, los comentarios de otros compradores y no dejarte llevar por ofertas demasiado buenas para ser verdad.

Por último, al momento de buscar información ten cuidado con los sitios que aparecen en buscadores como Google, ya que los atacantes pueden alterar los resultados que ofrecen los motores de búsqueda o incluso usar anuncios falsos para posicionar falsos sitios que suplantan la identidad de bancos, aplicaciones, juegos, tiendas, etc. 

Conclusión

La lista podría continuar con otras recomendaciones más específicas, pero lo más importante es tener presente que las modalidades delictivas van cambiando y los cibercriminales siempre prueban distintas estrategias para agarrar desprevenido a los usuarios.

Suscríbase aquí para recibir actualizaciones sobre cualquier artículo nuevo en la sección crisis en Ucrania.

Newsletter

Discusión