Crece la cantidad de usuarios en Argentina infectados con malware que roba información

En febrero solamente, más de 3400 usuarios en Argentina se infectaron con malware que roba información y más de 142 mil usuarios a nivel global.

En febrero solamente, más de 3400 usuarios en Argentina se infectaron con malware que roba información y más de 142 mil usuarios a nivel global.

En febrero aumentó la cantidad de víctimas de malware del tipo infostealer que tiene como objetivo robar información del equipo infectado y enviarlo a los cibercriminales. Este tipo de código maliciosos, conocido en inglés como Infostealer malware, suele ser distribuido en mercados clandestinos de la dark web por poco dinero para que otros actores maliciosos lo utilicen en sus campañas.  Solo en Argentina se detectaron 3471 nuevos usuarios infectados con este tipo de malware en febrero de 2022, lo que representa un aumento de más de 2.000 usuarios con respecto a enero. En Brasil fueron 13.598 el número de usuarios afectados en febrero, lo que significa 2.560 víctimas más que el mes anterior.

La cifra a nivel global también aumentó, ya que en febrero se registró un aumento de más de 39 mil infecciones en comparación con los más de 104 mil usuarios infectados en enero. Según datos de la telemetría de ESET tan solo para una de las tantas variantes de RedLine en actividad que existe, en lo que va de 2022 se observa un aumento constante en la cantidad de detecciones y el pico máximo se está registrando en marzo.

Los datos fueron publicados por DarkTracer, un servicio de Inteligencia de amenazas que monitorea la actividad de la dark web que compartió la información a través de su cuenta de Twitter. Además, aseguran que más de 12.7 millones de credenciales de usuarios están siendo distribuidas en foros de la dark web.

Son varios los Infostealers en actividad. Entre los más populares está RedLine Stealer y Raccon Stealer, pero existen otros, como Vidar, Taurus o AZORult, por nombrar algunos más. En el caso de RedLine, según revelaron algunas fuentes en 2021, este malware en particular ha sido la principal fuente de credenciales robadas en los mercados clandestinos.

Como suele distribuirse este tipo de malware

La forma de distribución de estos códigos maliciosos es muy amplia. El año pasado este malware en particular ha estado siendo distribuido en campañas a través YouTube. Los cibercriminales colocaban enlaces maliciosos en la descripción de videos sobre cracks de software, cheats para videojuegos o criptomonedas, entre otras temáticas. Hace unos días investigadores detectaron una nueva campaña dirigida a gamers que distribuía RedLine a través de videos de YouTube relacionados al juego Valorant. Los actores de amenazas promovían un cheat para el juego a través de un enlace en la descripción que conducía a la descarga del infostealer.

Otra forma de distribuir este tipo de malware han sido los cracks de software. Este año se detectó una campaña distribuyendo RedLine que se hacía pasar por un falso instalador de Windows 11. Los cibercriminales crearon un sitio de apariencia similar al sitio oficial de Microsoft para engañar a los usuarios y que descarguen el falso instaldor. Algo similar reveló un usuario en Reddit que hizo una búsqueda en Google para descargar el editor de código Sublime Text y llegó a un sitio falso que alojaba Redline.

Además del robo de cookies, datos de tarjetas de crédito y otro tipo de información, este malware suele recolectar credenciales, ya sea de cuentas como de servicios, por ejemplo, VPN.

Investigadores revelaron hace algunos meses un caso de un usuario que trabajaba de manera remota y que fue infectado con RedLine. El malware robó las credenciales almacenadas en el gestor de contraseñas de un navegador basado en Chromium, lo que le permitió obtener las credenciales de la VPN que utilizaba para conectarse a la red de la compañía, lo que permitió que actores maliciosos comprometieran la red interna de la compañía unos meses después utilizando las credenciales de la VPN robadas.

Como recomendación final para los usuarios, activar siempre que sea posible la autenticación en dos pasos. De esta manera el atacante no podrá acceder a nuestras cuentas con la contraseña y el usuario, ya que necesitará también verificar su identidad con un código único que está en poder del usuario.

Por último, recordar también utilizar contraseñas seguras, de ser posible frases como contraseña, utilizar un administrador de contraseñas confiable que permita crear y almacenar de manera ordenada contraseñas únicas para cada cuenta o servicio y de esta manera evitar la tentación de reutilizar las mismas credenciales o leves variaciones para acceder a otras cuentas.

Suscríbase aquí para recibir actualizaciones sobre cualquier artículo nuevo en la sección crisis en Ucrania.

Newsletter

Discusión