La brecha de habilidades en ciberseguridad: educando a la próxima generación

Los avances tecnológicos están aumentando rápidamente, pero la capacidad de la población en general para utilizar estas nuevas capacidades continúa rezagada.

El creciente número de ataques recientes de ciberseguridad resalta una segunda brecha; una escasez de mano de obra calificada en la industria de ciberseguridad, que se prevé llegará a alrededor de 1,8 millones de trabajadores para 2022.

Hay numerosas sugerencias e ideas sobre cómo cerrar la brecha, como mejorar las habilidades existentes de los empleados o utilizar la automatización. Pero una estrategia a largo plazo centrada en la capacitación y educación de la próxima generación ayudará a garantizar que suficientes personas tengan las habilidades adecuadas para el futuro.

Los niños están creciendo en la era digital y deberían estar en una posición ideal y mejor equipados para enfrentar los desafíos de la ciberseguridad cuando ingresen a la fuerza de trabajo. Esta temprana exposición a la tecnología y las mejores prácticas podrían aprovecharse fácilmente para darles una oportunidad de oro para capacitarse en las habilidades necesarias para llenar el vacío en la industria.

Pero ¿cómo atraerlos a lo que muchos consideran una industria geek?

Diversidad en la fuerza de trabajo

Como con cualquier industria, asegurar que la ciberseguridad atraiga a una fuerza de trabajo diversa es importante para construir un sector de alto rendimiento. El número de mujeres en la industria de ciberseguridad es extremadamente bajo, representa solo el 7% de la fuerza laboral de la industria en Europa; sin embargo, las mujeres representan al menos el 40% de la fuerza de trabajo general en muchos países.

Atraer a más mujeres a la profesión creará una fuerza de trabajo más diversa y ayudará a reducir la brecha numérica.

Hacer de la ciberseguridad parte del plan de estudios

Esto es algo que ya habíamos discutido a nivel regional en Latinoamérica pero es una realidad a nivel global: la necesidad de reinventar la educación.

En 2014, Gran Bretaña se convirtió en el primer país del G7 en hacer de las ciencias de la computación una asignatura obligatoria en la escuela: los estudiantes deberían poder escribir y depurar un programa a los siete años.

Es importante que eduquemos a la sociedad en general a través de un plan de estudios nacional que garantice que todos posean un cierto nivel de habilidades para que más personas desarrollen la experiencia necesaria. Esto también les da a los educadores la oportunidad de identificar el talento desde el principio y afinarlo.

Habilidades difíciles de abordar

Comprender los conceptos básicos de la red y la informática es esencial para brindar a los jóvenes una base exitosa en ciberseguridad. En un campamento de inicio estilo boot camp de ciberseguridad dirigido a estudiantes de secundaria en San Diego, este tema se abordó a través de una clase básica en arquitectura de red.

Inculcar estas habilidades fundamentales en los jóvenes garantiza menos lagunas de conocimiento que nos hacen menos vulnerables cuando nos protegemos de los posibles atacantes. Los talleres sobre malware, codificación y cifrado deberían incluirse como estándar para que los jóvenes tengan una amplia gama de conocimientos y comprensión.

Lo mismo la formación más específica, tal vez dirigida a jóvenes que demuestren talento en informática. También es importante incluir otras perspectivas sobre ciberseguridad, como la aplicación de la ley.

La importancia de las habilidades más suaves

El conocimiento técnico es, por supuesto, imperativo. Sin embargo, las habilidades de comunicación no deben pasarse por alto y, a menudo, se piensa que son muy importantes en la industria. Si bien es un gran tema a tratar, es importante garantizar que los profesionales de ciberseguridad desarrollen la mentalidad y el código moral necesarios para trabajar eficazmente en esta industria.

La respuesta para salvar la brecha de habilidades de ciberseguridad es la educación, no solo para los potenciales expertos del futuro, sino para todos: capacitando a la próxima generación y asegurando que todos tengan una sólida comprensión de la seguridad informática.

Hay pocas dudas de que con el currículo y las oportunidades correctas, las personas más brillantes y con más talento se sentirán atraídas por las fantásticas oportunidades que existen en esta industria.

Autor , ESET

Síguenos

Últimos Cursos