Datos personales en Internet: 7 pasos para limpiar tu presencia en línea

Es posible que no puedas desaparecer por completo de Internet, pero puedes minimizar tu huella digital con unos simples pasos.

Es posible que no puedas desaparecer por completo de Internet, pero puedes minimizar tu huella digital con unos simples pasos.

¿Alguna vez te has buscado en Google? Puede sonar extraño, pero en realidad es una gran manera de descubrir una pequeña parte de lo que la web sabe sobre nosotros. Y, lo más importante, es la única forma que tenemos de saber si necesitamos pedirle a Google que elimine información personal relevante que no debe compartirse públicamente.

En abril de 2022, Google agregó nuevas opciones para eliminar la información de identificación personal de  su motor de búsqueda, incluidos números de identificación o imágenes del gobierno, detalles bancarios, contactos, información personal y datos específicos como registros médicos. Naturalmente, Google no eliminará los datos personales incluidos en artículos de noticias o bases de datos de registros públicos.

Esta función se suma a la opción previamente existente para solicitar el borrado de contenido de la búsqueda que podría usarse para cualquier tipo de daño, como contenido pornográfico no consentido, imágenes de menores o violaciones de derechos de autor.

Para los residentes de la Unión Europea, Google ya estaba cumpliendo con el artículo 17 del Reglamento General de Protección de Datos, el Derecho de Eliminación, que ordena a todas las empresas de la UE eliminar datos personales de individuos que lo soliciten. El mismo principio se aplica a la Ley de Privacidad de California y a los estados con regulaciones similares.

Entonces, ¿cómo puedes intentar eliminarte de Internet?

Una vez que algo está en línea, no hay una forma absoluta de eliminarlo. Pero hay algunas cosas que puedes hacer para limpiar tu presencia en línea:

  1. Búscate en Google.  Primero necesitas saber todo lo que Internet sabe sobre ti. Busca tu nombre, verifica los resultados en las primeras cinco páginas y combina la búsqueda de nombre con tu número de teléfono o dirección particular para ver qué aparece.
  2. Comprueba la configuración de privacidad de los servicios que utilizas.  Algunas plataformas, como Facebook o Twitter, tienen una opción en su configuración de privacidad que te permite proteger tu contenido y contactos para que no aparezcan en los motores de búsqueda.
  3. Ponte en contacto con el propietario del sitio web.  Si deseas eliminar una mención específica en otro sitio web, asegúrate de solicitarla al propietario de ese sitio. La mayoría de los sitios web ponen a disposición su información de contacto en “Contáctenos”.
  4. Elimina lo que sea innecesario.  ¡Muchos de nosotros compartimos demasiado! Si te preocupa lo que todo el mundo sabe sobre ti, y debería -al menos- interesarte, comienza por eliminar viejas publicaciones de Facebook, tweets, fotos de cuando tenías 17 años o cualquier otra vergüenza. Y si sabes que la privacidad es importante para ti, también es importante para amigos y familiares, así que elimina cualquier imagen innecesaria en la que aparezcan.
  5. Pide a Google y Bing que eliminen tu información personal.  Ahora, después de hacer un poco de autolimpieza, utiliza la nueva herramienta puesta a disposición por Google para eliminar información personal de sus resultados de búsqueda. Hasta ahora, Bing solo permite la eliminación de imágenes no consensuadas o enlaces rotos y contenido obsoleto. Si eres residente de la UE, utiliza el formulario Derecho al olvido de Google  y la Solicitud de bloqueo de búsqueda de Bing.
  6. Piensa antes de compartir.  Así que, ahora que has pasado por toda esta molestia, es hora de planificar para el futuro. Tu vida virtual continúa; tal vez todavía quieras estar en Instagram, LinkedIn o cualquier otra plataforma de redes sociales y eso está bien. Pero haz un esfuerzo adicional, revisa tus preferencias de privacidad,  elige sabiamente quién puede ver tus publicaciones y evita compartir contenido innecesario del que luego puedas arrepentirte.
  7. Usa una VPN.  Esta capa adicional de protección asegurará que tu conexión esté encriptada y tu ubicación enmascarada. Sobre todo, esto ayudará a evitar que los hackers metan sus narices en tu información personal.

Si haces esto, ¿significa que tienes el control total de sus datos?

No hay una respuesta simple. Lo más probable es que no.

Pero también depende del tipo de usuario que seas. Si te preocupa tu privacidad y tienes una presencia limitada en las redes sociales, es probable que puedas eliminar la mayor parte de tu huella digital.

Por el contrario, si tus datos están más o menos en todas partes, el objetivo anterior es muy poco probable. Tus amigos ciertamente han publicado fotos tuyas en sus feeds, y has perdido la cuenta de cuántas veces utilizaste tu dirección de correo electrónico y número de teléfono para iniciar sesión en varios sitios web y aplicaciones, sin mencionar todos los datos relacionados con tu actividad en línea que esos servicios venden a terceros, con tu consentimiento.

Pero no te desanimes. Es muy probable que aún tengas tiempo para limitar lo que las personas o las empresas pueden verificar sobre ti. Esto es extremadamente importante, no solo para la privacidad general, sino también para evitar daños que puedan provenir de exponer tus convicciones religiosas, políticas o personales en el espacio público.

Suscríbase aquí para recibir actualizaciones sobre cualquier artículo nuevo en la sección crisis en Ucrania.

Newsletter

Discusión