El token Squid desploma su valor a causa de supuesta estafa de “rug pull”

El valor de mercado del token Squid utilizado para el juego inspirado en la serie de Netflix “El juego del calamar", había tenido un crecimiento abrupto en los últimos días, pero su valor se desplomó y aseguran que se trata de un fraude.

El valor de mercado del token Squid utilizado para el juego inspirado en la serie de Netflix “El juego del calamar”, había tenido un crecimiento abrupto en los últimos días, pero su valor se desplomó y aseguran que se trata de un fraude.

Hace aproximadamente una semana atrás se lanzó al mercado un token llamado Squid en referencia a la serie surcoreana de Netflix, El juego del calamar, en inglés Squid Game. Se trata de un juego que iba a ser lanzado en noviembre y que consistía en una réplica de la serie bajo el modelo play to earn, lo que implica que para jugar hay que pagar para obtener Squid, el único criptoactivo válido para jugar.

El 26 de octubre Squid comenzó a operar en la plataforma PancakeSwap con un valor de 1 centavo por token, pero su valor ese viernes llegó a los 4.39 dólares y para el lunes estaba en 2.800 dólares, asegura Coinmarketcap. Evidentemente, la popularidad de la serie atrajo a una gran masa de interesados en adquirir el token.

El problema comenzó cuando muchos usuarios reportaron tener problemas para vender los tokens. Poco después, el mismo lunes su valor se desmoronó, la cuenta de Twitter oficial “Squid Game token” desapareció, al igual que su cuenta en Medium, y su sitio web oficial también dejó de funcionar. Esto quiere decir que los usuarios poseedores de los tokens no pueden venderlos en la plataforma descentralizada PancakeSwap.

Al parecer los desarrolladores se quedaron 3.3 millones de dólares en una estafa conocida como “rug pull”, la cual es cada vez más común en el ecosistema financiero descentralizado. Este tipo de fraude se da cuando los desarrolladores de un proyecto, como es en este caso el token Squid, lo abandonan y se quedan con el dinero de los inversores. Según explica Coinmarketcap, “Una vez que un número significativo de inversores cambia sus Ethereum por el token, los creadores del activo vacían los pools de liquidéz, provocando que el valor de la moneda decaiga hasta llegar a cero.

Por su parte, el Exchange de criptomonedas Binance está investigando el problema con el token Squid y confirma en un reporte que consideran como  un típico fraude de “rug pull”.

Según mencionó BBC, varios expertos en criptomonedas habían advertido que era posible que se tratara de una estafa y aseguran que este tipo de fraude está creciendo. Actualmente los nuevos criptoactivos pueden estar disponibles en Exchanges descentralizados desde el día uno, sin ningún tipo de regulación, explicó un especialista.

Para aquellos que están monitoreando los nuevos tokens y se muestren dispuestos a invertir dinero en algo que represente una oportunidad interesante deben saber que existen riesgos de estafa. El crecimiento de los fraudes en torno a los criptoactivos parece indicar que difícilmente desaparezcan. Tal como explica el especialista de ESET, Jake Moore, “este tipo de engaños aprovechan las tendencias populares, y en el caso de la serie El juego del calamar, esto no es diferente”.

Lectura recomendada: Axie Infinity: ¿Cuáles son los riesgos de seguridad al jugar?

Newsletter

Discusión