Estafas vinculadas a la venta de la vacuna para el COVID‑19 en la dark web | WeLiveSecurity

Estafas vinculadas a la venta de la vacuna para el COVID‑19 en la dark web

Analizamos el contexto general de los casos de estafas o engaños vinculados a la venta o acceso a las vacunas para el COVID-19, las advertencias de distintos organismos y ejemplos de cómo se ofrecen estas supuestas vacunas en la dark web.

Analizamos el contexto general de los casos de estafas o engaños vinculados a la venta o acceso a las vacunas para el COVID-19, las advertencias de distintos organismos y ejemplos de cómo se ofrecen estas supuestas vacunas en la dark web.

El tema de la vacuna contra el COVID-19 es sin dudas uno de los que más atención acapara a nivel mundial, ya que representa la esperanza de que la pandemia que vivimos hace ya casi un año termine. Lamentablemente, también representa una oportunidad para los cibercriminales al momento de encubrir sus estafas u acciones maliciosas.

Organismos como Interpol advertían sobre posibles engaños en torno a la vacuna tanto a través de Internet como de manera física. En Estados Unidos organismos también alertaban a comienzos de este año acerca de los engaños que estaban circulando entorno al tema de la vacuna, mientras que en diciembre en países como Canadá el Gobierno ya recibía denuncias de casos relacionados con la venta de vacunas.

Por su parte, en América Latina las autorides de países como México buscan detener las campañas a través de redes sociales y falsos sitios que intentan engañar a los usuarios con la venta de vacunas de Pfizer, Moderna o AstraZeneca. En Colombia circulan estafas a través de mensajes SMS en ofreciendo turnos prioritarios a cambio de dinero y en Honduras circulan mensajes a través de WhatsApp en los que se anuncia la venta de la Sputnik V. Por su parte, en Argentina se reportaron recientemente casos de estafas telefónicas dirigidas a adultos mayores para acceder a la vacuna. Como podemos apreciar, la modalidad de engaño puede variar, por lo que es importante estar atentos y permanecer informados.

Vacunas que se ofrecen a través de fuentes desconocidas

Distintas compañías y organziaciones se han sumado a estas advertencias. En este sentido, desde la cuenta de Twitter de Pfizer México, por ejemplo, advertían e informaban a las personas que la vacuna de Pfizer/BioNTech no se comercializa de forma privada y solo se suministra según el plan de vacunación que realizan las autoridades. El comunicado de la biofarmacéutica surgió a raíz de que se coniciera un sitio web que suplantaba la identidad de Pfizer en el cual se ofrecía una vacuna falsa a la venta.

En esta misma línea, tal como señaló a través de un comunicado la Comisión Nacional de Riesgos Sanitarios de México ante esta situación “cualquier vacuna contra Covid-19 que esté a la venta a través de páginas de Internet, redes sociales, farmacias, hospitales y puntos de venta en México, constituye un riesgo a la salud por ser de dudosa procedencia”.

Lamentablemente, en algunos países se han conocido casos de víctimas que han comprado una vacuna de forma particular a supuestos vendedores. En Reino Unido, por ejemplo, un estafador al parecer suministró una inyección de una falsa vacuna a una mujer de 92 años, reportó la BBC.

La vacuna en la dark web

Como ya vimos en este post sobre productos y servicios que ofrecen los cibercriminales en la dark web, los mercados clandestinos dentro de la dark web ofrecen una variedad de artículos y servicios ilegales o escasos en los sitios de compraventa disponibles en la Internet superficial, incluyendo insumos de salud. Es por esto que la aparición de objetos tan codiciados como certificados falsos de tests PCR, documentación apócrifa que permita cobrar algún tipo de bono o ayuda económica al portador, o hasta una vacuna contra el coronavirus, no se hicieron esperar.

Dentro de los mercados más concurridos en la dark web identificamos una numerosa cantidad de ofertas de vacunas falsas valoradas entre 300 a 500 dólares, cotizadas en criptomonedas para evitar dejar rastro del dinero transferido y contar con una cotización adaptada a distintas monedas del mundo, ya que si bien la mayoría de estos artículos están apuntados al mercado de Europa y Norteamérica, estos objetos pueden tener demanda alrededor del mundo. Además, observamos una supuesta oferta variada en cuanto al laboratorio que las produce, lo cual posibilita contar con una mayor cantidad de víctimas que ofreciendo una supuesta vacuna genérica.

Imagen 1. Distintas vacunas ofrecidas en un sitio de la dark web.

Imagen 3. Detalle de uno de estos anuncios.

Estas ofertas se publicitan en su mayoría como de uso personal, apelando a personas desesperadas por los tiempos de distribución de la vacuna, aunque también se pueden encontrar estos productos en venta “mayorista”, llegando a existir anuncios para un lote de diez vacunas contra el COVID-19 para su reventa, ya sea en otros mercados en Internet o de manera clandestina fuera de la web.

Si bien las estafas en este submundo de Internet no son poco comunes y los sitios de compraventa más populares cuentan con reglas estrictas para evitar este tipo de engaños, los cibercriminales ocultan las transacciones, y consecuentemente posibles reclamos de las víctimas, redirigiendo a los posibles compradores a distintas aplicaciones de mensajería anónima, como Wickr, con la intención de realizar la “venta” a través de medios de comunicación alternativos y más seguros.

Los cibercriminales, además, agregan credibilidad a estos anuncios utilizando métodos de ingeniería social tradicionales: realizan la publicación desde el perfil de un vendedor que cuenta con reputación positiva y sólida en la plataforma, copian fragmentos de textos de sitios legítimos o utilizan imágenes creadas por medios oficiales relacionadas con la producción real de las vacunas, apelan a las emociones y el miedo que genera una posible escasez en medios oficiales, e incluso incluyen reseñas de falsos compradores que alegan haber recibido el producto realmente.

Imagen 3. Comentarios de supuestos compradores de la vacuna que hacen creer que se trata de una oferta legítima.

Conclusiones

Una vez más vemos cómo los cibercriminales siguen explotando el tema de la pandemia y en este caso un nuevo capítulo de la misma, como es el tema de las vacunas.

Recordemos que este tipo de publicaciones son complejos engaños que apelan al miedo y la desesperación. Por eso, para evitar ser víctima de este u otro tipo de engaño a través de Internet, tengamos presente lo siguiente:

  • Si se trata de una oferta demasiado buena para ser verdad, ya sea por el precio o el tipo de artículo: ¿Es posible que una persona adquiera este articulo y lo venda de manera privada? ¿Podemos verificar que el producto es real?
  • Realizar una simple búsqueda en reversa de las imágenes que dicen ser del artículo del vendedor podrá ayudarnos a descubrir si se trata de imágenes propias del anunciante o si están utilizando información genérica tomada de algún sitio de Internet.
  • Ante un artículo o la descripción de la supuesta venta que nos llega, debemos tomar distancia y analizar fríamente si el vendedor nos provee de información objetiva o si apela a nuestras emociones.

Finalmente, recomendamos tratar cuestiones de salud con organismos oficiales de gobiernos locales, denunciar este tipo de publicaciones como estafa, y consultar el calendario y rangos de vacunación en tu país.

Newsletter

Discusión