Teletrabajo: ¿su asistente de voz debe estar encendido o apagado? | WeLiveSecurity

Teletrabajo: ¿su asistente de voz debe estar encendido o apagado?

Consideraciones de privacidad vinculadas a su asistente de voz mientras trabaja desde casa.

Consideraciones de privacidad vinculadas a su asistente de voz mientras trabaja desde casa.

¿Comienzas el día preguntando a Alexa cómo estará el clima?”

Muchos de ustedes puede que tengan un dispositivo de asistente de voz en casa, ya sea un Amazon Alexa, Google Assistant, Siri de Apple o Microsoft Cortana (¿alguien realmente usa esto?). Pero, ¿alguna vez su amigo digital interrumpió su conversación o habló al azar sin haber solicitado su intervención? Es probable que la respuesta sea sí, y su reacción probablemente haya sido simplemente descartar la interrupción como no deseada.

Solo di las palabras

Un estudio reciente realizado por el Imperial College London y la Universidad Northeastern examinó cuántas veces se activan los asistentes de voz sin que se haya utilizado la palabra que los activa. Los dispositivos fueron sometidos a 125 horas de contenido de Netflix, donde el contenido verbal se analizó con el texto del subtítulo cerrado del programa para eliminar las instancias en las que un actor pudo haber usado la palabra de activación real. Los dispositivos interpretaron erróneamente una palabra y se activaron hasta 19 veces por día.

El experimento se repitió 12 veces con el mismo contenido y el resultado mostró poca o ninguna consistencia: menos del 9% de todos los diálogos “mal escuchados” que activaron un dispositivo volvieron a hacerlo en el 75% o más de las repeticiones. Algunos dispositivos se activaron en patrones de palabras o sonidos de letras específicos; por ejemplo, Alexa se activó en palabras que contienen una “k” y suenan similares a Alexa, como “exclamation” (exclamación) o “Kevin´s car” (auto de Kevin). No ser capaz de replicar el mismo resultado de las pruebas sugiere que hay un nivel de aleatoriedad en las activaciones no deseadas. Por lo tanto, la próxima vez que su asistente digital interrumpa no lo tome como algo personal.

Cuando el asistente digital se despierta y cobra vida, se captura la interacción para que pueda ser analizada y se aplique la correspondiente instrucción, si es que la hay. Algunos de los sistemas conservan una grabación de la voz o una transcripción de texto de la interacción, ya sea hasta que decida eliminarla o la política del proveedor la elimine, en función del tiempo u otros criterios.

En el momento en que se produce una activación inesperada, o si no desea que se almacene ninguna otra activación, cada asistente tiene la capacidad de eliminar la última interacción. Por ejemplo, si durante un programa de televisión el dispositivo se despierta por error, una respuesta suya de “Alexa: elimine lo que acabo de decir” eliminará la última interacción. Para los más conscientes de la privacidad, decir “Alexa: elimina todo lo que dije hoy” podría formar parte de su rutina diaria antes de irse a dormir.

Lee también: Seguridad por diseño: ¿es posible crear una casa inteligente segura?

Si ha presentado el asistente digital a un asistente amigo, como podría ser un sistema de automatización para el hogar, entonces la interacción es analizada y la instrucción o solicitud es transferida a un tercero. Saber qué datos están siendo compartidos con la tercera parte dependerá de la funcionalidad del servicio o dispositivo adicional.

Por lo tanto, tenga presente que su amigo digital está escuchando constantemente, se activa a demanda o aleatoriamente y está potencialmente almacenando la interacción para siempre. Y en algunas circunstancias, tal vez chatee con otros amigos digitales para cumplir con sus solicitudes. Si tan solo los amigos humanos estuvieran tan atentos.

Entonces, ¿cómo se relaciona esto con trabajar desde casa?

Con suerte, ha adoptado una rutina y comienza a trabajar a una hora regular e incluso puede comenzar con una llamada de equipo para coordinarse con sus colegas. Sospecho que, al igual que yo, usted tiene varias llamadas y videollamadas; algunas más sensibles que otras. Si en circunstancias normales trabaja en un entorno de oficina abierto y colaborativo, entonces probablemente utilice un espacio privado para participar en las llamadas en las que se aborden temas más sensibles o confidenciales para evitar cualquier intercambio involuntario de información.

Pero, ¿qué sucede si trabaja desde casa y sabe que el asistente de voz está constantemente escuchando, es extremadamente atento y no es un empleado de la empresa obligado por ningún acuerdo de confidencialidad? Entonces, deberá aplicar una precaución adicional más allá de lo que suele realizar cuando está trabajando en la oficina.

Cuando realice una llamada confidencial mientras trabaja desde su casa, apague el micrófono y la cámara del asistente digital para evitar compartir material sensible. Si para desconectar a su asistente le resulta difícil cambiarlo a un modo en que esté operativo “según sea necesario”, le recomiendo que mientras trabaja le otorgue el día libre a su asistente digital.

El riesgo no es solo compartir demasiado con el proveedor de su asistente digital; también existe el riesgo de que actor malintencionado pueda obtener acceso a su cuenta o, lo que es peor, infligir una violación de datos en el proveedor y tener acceso a todas las interacciones anteriores.

Newsletter

Discusión