Día Internacional de las Niñas en las TIC: intentando romper los estereotipos

Día Internacional de las Niñas en las TIC: intentando romper los estereotipos

En el marco del Día Internacional de las Niñas en las TIC, hacemos un repaso de lo que dejó el panel sobre “Casos de éxito en el desarrollo profesional de la mujer en el área de ciberseguridad” que se realizó en el marco de la edición 2018 de Segurinfo.

En el marco del Día Internacional de las Niñas en las TIC, hacemos un repaso de lo que dejó el panel sobre “Casos de éxito en el desarrollo profesional de la mujer en el área de ciberseguridad” que se realizó en el marco de la edición 2018 de Segurinfo.

Hoy, 26 de abril, se celebra el Día Internacional de las Niñas en las TIC, una fecha que se hace extensiva a todas las mujeres en general y que tiene como objetivo promover la creación de un escenario que empodere y aliente a las mujeres a considerar carreras y una vida profesional en el creciente campo de las tecnologías de la información. Se trata de una iniciativa que promueve la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés) y que desde 2011 se festeja el cuarto jueves de abril.

Desde WeLiveSecurity aprovechamos esta fecha para hacer un repaso de lo que dejó uno de los paneles que se presentó el pasado martes 24 de abril en la edición 2018 del congreso Segurinfo, titulado “Casos de éxito en el desarrollo profesional de la mujer en el área de ciberseguridad” y en el que participaron: Mara Misto Macías, Gerente Principal de Seguridad de la Información del Banco Central de la República Argentina; Lía Molinari, Vicedecana de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de la Plata; Claudia Minzi, Regional Information Security Officer (RISO) de JP Morgan; y Yamila Levalle, Ingeniera en Sistemas de la Información egresada de la Universidad Tecnológica Nacional e investigadora en seguridad de ElevenPath.

La presentadora del panel, la periodista Andrea Catalano, a modo de introducción y para contextualizar el tema explicó que “hace 40 años, entre un 65% y un 75% de las matrículas de las carreras técnicas estaban conformadas por mujeres. Y es en la película talentos ocultos que se puede apreciar cómo las mujeres fueron en esa época las grandes responsables de las carreras espaciales y de los cálculos matemáticos que se hacían en ese momento. Años después, la participación de la mujer en las carreras técnicas cayó estrepitosamente y hoy en la Argentina, similar a lo que sucede a nivel global, apenas un 15% de la matrícula de las carreras técnicas está conformada por mujeres”, señaló la presentadora.

Por otra parte, estudios internacionales como el “Biennial Women in Cybersecurity Report” elaborado por el Centro para la Ciber-Seguridad y la Educación señalan que solo el 11% de ese pequeño porcentaje de mujeres que decide estudiar una carrera técnica elije dedicarse a la ciberseguridad. Asimismo, el informe apunta que para alentar a más mujeres a que elijan estudiar carreras tecnológicas es necesario mostrar modelos.

¿Por qué tan pocas mujeres eligen carreras técnicas?

Para Claudia Minzi, “tiene que ver con el estereotipo cultural impulsado por los adultos desde que los niños son niños. Muchas veces se puede apreciar cómo los adultos promueven este estereotipo a la hora de hacer un regala a los más pequeños, donde muchas veces pasa que para las mujeres se eligen muñecas y para los hombres un autito o tecnología”, señaló. Además, “este mandato cultural es tan fuerte que lleva a que las mujeres mismas se autoexcluyan”, agrego´.

Por otro lado, Minzi cree que “otro factor tiene que ver con que las adolescentes no encuentran un rol femenino en trabajos técnicos por verse rodeadas de varones que le sugieren meterse en otro tipo de carreras por considerar que no es lo ideal para ellas”, comentó. Incluso los propios padres las desalientan por considerar que se trata de un ambiente de hombres, cuando “deberían apoyarlas y motivarlas, ya que no existe un sesgo biológico que indique que las mujeres no están capacitadas para este tipo de carreras. Por eso, es muy importante romper con ese sesgo cultural y que aprendamos a identificarlo para intentar evitarlo y cambiarlo, ya que muchas veces puede ser impuesto y otras puede ser inconsciente”, agregó.

Obstáculos que encontraron al opta por una carrera técnica

Al ser consultadas por los obstáculos que encontraron en el camino, Mara Misto Macías, comentó que “por suerte encontré mucho apoyo y confiaba mucho en lo que yo podía ser”. Sin embargo, la Gerente Principal de Seguridad de la Información del Banco Central de la República Argentina contó que pese a estar siempre convencida de qué es lo que quería estudiar y cuál era el camino profesional que más le interesaba, recuerda que al ver que sus compañeras de secundaria estudiaban carreras tradicionales “me preguntaba si estaba haciendo las cosas bien o si me había equivocado. Y creo que el obstáculo que me hacía dudar tanto era una lucha interna personal donde necesitaba reafirmar que estaba segura de qué era lo que quería hacer y cuál era mi camino” señaló.

¿Existen iniciativas para motivar a las mujeres?

La Vicedecana de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de la Plata, Lía Molinari, opinó que para ella el tema debe abordarse desde distintos ejes. Por un lado, está el trabajo de motivación orientada a que más mujeres se inclinen por carreras técnicas; otro eje de trabajo es la retención y la permanencia en esas carreras técnicas; y un tercer eje tiene que ver con la inserción al mercado laboral. Según cuenta Molinari, desde la UNLP “trabajamos una serie de actividades bajo la consigna de que ‘las TIC son cosas de chicas’; y cuando convocamos para cada una de estas actividades no solo nos dirigimos hacia las mujeres, sino que también incluimos a los hombres ya que entendemos que el tema que abarca a todos; hombres y mujeres”.

¿Trabajar en seguridad solo requiere de conocimientos técnicos?

Para Lía Molinari “se necesita de un conjunto de conocimientos transversales”. Por su parte, Misto Macías contó que “con el tiempo necesité desarrollar habilidades blandas para, por ejemplo, dar presentaciones y comunicarme con aquellos que no tenían conocimientos técnicos, por lo que considero que es necesario contar con una formación integral”.

El cibercrimen ha ido evolucionando a través del tiempo y entran otros factores en juego que van más allá de lo técnico. “Ya que no solo se vulnera una tecnología, sino que los cibercriminales también juegan con la psicología”, opinó Minzi. “Esto se ve por ejemplo en las campañas de phishing, donde se intenta transmitir un mensaje de urgencia para que la víctima caiga en la trampa”, agregó.

El mensaje final para todos es que hombres y mujeres trabajemos en romper con ese sesgo cultural y que las mujeres se animen a elegir una carrera técnica. Por último, ante la pregunta de un participante que pidió un consejo para las mujeres jóvenes que están empezando, todas las panelistas coincidieron en su mensaje: lo que más importa son las ganas, estar convencidos, creer en uno mismo y trabajar duro.

 

Discusión