Blade Runner 2049 y una reflexión sobre nuestro uso de la tecnología

Blade Runner 2049 y una reflexión sobre nuestro uso de la tecnología

A pesar de retratar una realidad diferente, Blade Runner 2049 nos hace reflexionar si la evolución de la tecnología y el uso que hacemos de ella es el adecuado.

A pesar de retratar una realidad diferente, Blade Runner 2049 nos hace reflexionar si la evolución de la tecnología y el uso que hacemos de ella es el adecuado.

Nada menos que 35 años hemos tenido que esperar los fans de Blade Runner para poder ver una continuación de una película que marcó un antes y un después en la historia del cine y que inspiró a tantas otras obras como, por ejemplo, Ghost in the Shell. Una vez visionada Blade Runner 2049, podemos decir que ha cogido temas que están de actualidad y los ha trasladado a su universo.

Inteligencia Artificial y Machine Learning aplicados a los asistentes virtuales

El universo de Blade Runner 2049 es una evolución del que ya vimos en la película original. Han pasado 30 años en el universo creado por Ridley Scott y eso se nota en varios aspectos. Uno de ellos es la evolución de los asistentes virtuales y su capacidad de aprendizaje y vinculación a su propietario. En la película esto se ve representado por Joi, un sistema que convive con el usuario y tiene una representación en forma de holograma, aprendiendo de los gustos y acumulando experiencias de forma que se personaliza la experiencia hasta resultar difícil de distinguir de un ser humano real.

A día de hoy los asistentes virtuales están lejos de llegar a esa representación vista en Blade Runner 2049. No obstante, estamos viendo cómo las empresas están dando pasos importantes en ese aspecto. Ahí tenemos a Siri, Cortana o Alexa, por poner solo unos ejemplos que, si bien muchos usuarios aun lo usan como algo curioso, poco a poco se van haciendo un hueco en nuestras vidas.

En lo que respecta a los replicantes, siguen estando diseñados para desempeñar funciones específicas, como lo estaban los Nexus 6, pero han mejorado tanto en diseño como emocionalmente, además de descubrirse que la última generación de Nexus (la 8) contó con un añadido “sorpresa” que la corporación Tyrell incluyó antes de caer en desgracia por cierto incidente que describiremos en breve.

En resumen podríamos decir que los replicantes siguen siendo prácticamente esclavos, destinados a realizar labores pesadas, de riesgo o servir como juguete sexual. La diferencia con los que vimos hace 35 años en la gran pantalla es su aparente lealtad total a sus propietarios y obediencia ciega incluso ante órdenes que pueden significar un daño hacia ellos mismos.

El apagón

Durante la película se hace mención en numerosas ocasiones al “apagón” (o blackout en versión original). Si queremos saber a qué se hace referencia tan solo debemos uno de los tres cortos publicado antes del estreno de la película: Blade Runner 2022. Los otros dos cortos (Blade Runner 2036 y Blade Runner 2048) también aportan información interesante acerca de este universo y alguno de sus personajes por lo que es recomendable verlos.

Con respecto al incidente en sí, no vamos a desvelar que sucedió porque se explica perfectamente en el corto que acabamos de mencionar, pero sí que provocó que casi todos los sistemas electrónicos dejaran de funcionar y muchos de los datos almacenados se perdieran, sobreviviendo únicamente aquellos datos almacenados en medios físicos como el papel.

Este suceso nos hace recordar lo frágiles que pueden llegar a ser aquellos datos que almacenamos en discos, tarjetas de memoria o incluso en la nube. No hace falta que suceda un incidente como el que se describe en el corto ya que un simple ataque de ransomware puede hacer que perdamos gigas y gigas de valiosa información tanto personal como corporativa, sin posibilidad de recuperación.

Un incidente como el descrito en el universo Blade Runner supondría un desastre de proporciones catastróficas y es una amenaza muy real ante la que debemos estar preparados, especialmente todo lo que esté relacionado con infraestructuras críticas o datos de especial importancia, sin olvidar la información personal valiosa para sus propietarios.

La importancia de los recuerdos

Relacionado con el punto anterior, en Blade Runner 2049 tienen especial importancia los recuerdos. Todos los que vimos la película original sabemos que los replicantes tienen recuerdos implantados que ellos no vivieron pero que piensan que son reales. Esto es algo que se explora con mayor profundidad en esta continuación, llegando a conocer a algún personaje cuyo trabajo es precisamente crear estos recuerdos.

Trasladado a nuestro mundo digital sería algo similar al almacenamiento de recuerdos y experiencias vividas en redes sociales. A todos nos gusta compartir estas experiencias e incluso no son pocos los usuarios que, si no cuelgan fotografías y videos de sus viajes tienen la sensación de no haberlos vivido plenamente.

Se han dado casos incluso de usuarios de redes sociales que han creado falsas memorias editando fotografías, haciendo creer a sus contactos que estaban de viajes en tierras lejanas. A ojos de esos contactos esos viajes han sucedido y solo el usuario sabe que son falsos. Sería una versión invertida de lo que vemos en Blade Runner donde los replicantes creen que sus recuerdos son reales y los que los investigan saben que son implantados.

Curiosa ausencia de smartphones

Resulta curioso que en una película de marcado carácter cyberpunk ninguno de los personajes utilice algún dispositivo que podamos considerar similar a un smartphone. Hay cabinas telefónicas, videollamadas desde dispositivos instalados en despachos y en los coches y dispositivos portátiles, como el que permite al sistema de asistencia virtual Joi salir del domicilio y acompañar a su propietario allá donde vaya.

También vemos en una escena en concreto como uno de los protagonistas utiliza un dispositivo similar a unas Google Glasses para controlar drones, drones que, por otro lado están bastante presentes en la película como dispositivos de asistencia y vigilancia.

Es, sin duda, una ausencia destacable que respeta el universo original creado hace 35 años, donde el concepto de smartphone no estaba ni siquiera imaginado. Y vemos cómo, aunque la tecnología ha evolucionado, no lo ha hecho como ha pasado en nuestro mundo. Aunque ¿quién no cambiaría su smartphone por un coche volador?

Conclusión

Blade Runner 2049 es una película muy recomendable, especialmente si nos gustó la primera parte, ya que continúa de forma muy acertada las pautas marcadas por aquella. A pesar de tratarse de una realidad diferente a la nuestra, existen también similitudes que nos deben hacer reflexionar si la evolución de la tecnología y el uso que hacemos de ella es el adecuado.

Créditos imagen: Sarunyu L/Shutterstock

Discusión