Evita la falsificación: señales para detectar correos y sitios falsos

Radiografía de la falsificación: señales para detectar correos y sitios falsos

Los correos y sitios falsos imitan cada vez con más precisión a sus contrapartes originales. Pero, si miras con cuidado, encontrarás las señales que indican que estás ante un engaño. En esta nueva infografía las reunimos.

Los correos y sitios falsos imitan cada vez con más precisión a sus contrapartes originales. Pero, si miras con cuidado, encontrarás las señales que indican que estás ante un engaño. En esta nueva infografía las reunimos.

Con motivo del Día Mundial contra la Falsificación, te presentamos las señales que te permitirán identificar correos y sitios falsos en Internet. No es de extrañar que sigan siendo las herramientas principales de los cibercriminales para plantar engaños y robar credenciales y datos personales; después de todo, son el soporte de nuestra comunicación online.

Al masificarse su utilización, hace ya unos cuantos años, el email fue mutando para adaptarse a los cambiantes requerimientos de sus usuarios hogareños y corporativos, agregando funcionalidades que van desde el envío de archivos adjuntos hasta el soporte de plantillas de código y mucho más.

Los correos de phishing y los que esconden adjuntos maliciosos buscan llamar la atención de sus víctimas para inducirlas a proporcionar sus credenciales o infectarse. Por su parte, los sitios falsificados imitan (con mayor o menor grado de éxito, según la dedicación de los estafadores) a sus contrapartes originales con el objetivo de generar confianza y lograr la interacción deseada.

Así, hemos visto falsas tiendas en línea, repositorios de descarga de software, páginas de sorteos y descuentos, y un sinfín de engaños montados en sitios web.

Pero, si miras con cuidado, encontrarás las señales que indican que estás ante un engaño. En esta nueva infografía las reunimos:

Como verás, los campos de remitente y destinatario, así como el contenido y los adjuntos de un email pueden decir mucho más de lo que se ve a simple vista. Lo mismo aplica para sitios web: ¿qué te dice su estructura, la disposición de los elementos y la URL?

Recuerda que las señales funcionan en conjunto y puede que por separado no sean un indicador determinante de engaño. Por ejemplo, un correo con encabezado impersonal puede ser legítimo, una compañía puede cometer un error ortográfico en un comunicado, o puede que su sitio todavía no tenga un certificado de seguridad. Por eso, debes prestar atención a varias cosas a la vez para detectar un engaño.

Las estafas seguirán apareciendo ya que, como viste en la infografía, las ganancias pueden ascender a varios miles de dólares con solo enviar una campaña maliciosa. Así que queda en tus manos estar alerta para detectarlos y evitar ser víctima.

Discusión