La seguridad de iOS 9 será reforzada con 2FA y passcodes más robustos

La última edición del sistema operativo móvil de Apple viene con funcionalidades mejoradas, anunció la compañía al referirse a la seguridad de iOS 9.

Disponible a partir del 16 de septiembre en iPhone, iPad y iPod, iOS 9 ofrece a los usuarios una mayor protección contra una variedad de amenazas, y busca garantizar que la información personal y los datos sensibles permanecen seguros.

Luego del escándalo de iCloud el año pasado, cuando fotos íntimas de Jennifer Lawrence y otras celebridades se filtraron y quedaron expuestas en la web, Apple ha estado ansiosa por restaurar su credibilidad en lo que respecta a seguridad. Es por eso que se presentaron dos implementaciones clave que ofrecerán a los usuarios una mayor tranquilidad:

  • Un passcode o código de acceso más fuerte
  • Doble factor de autenticación (2FA)

Al incluir la segunda directamente en el sistema operativo, la compañía ha hecho mucho más difícil para los atacantes lograr el acceso no autorizado al Apple ID de un usuario. Esta funcionalidad, que añade una capa adicional de seguridad en el proceso de autenticación, es una medida suplementaria muy importante que ha demostrado, con el paso del tiempo, ser una efectiva barrera ante el intento de un cibercriminal de robar una cuenta.

La doble autenticación asegura, por ejemplo, que los dispositivos permanezcan seguros incluso luego de que el atacante haya obtenido una contraseña de acceso, ya que aún así hay otro paso antes de acceder a la cuenta, que no le será posible dar: afortunadamente, no posee el código único que se envía al usuario.

“Tu Apple ID es la llave a muchas cosas que haces con Apple”, afirmó la compañía. “La verificación en dos pasos es una funcionalidad que puedes usar para mantener tu Apple ID y tu información personal tan segura como sea posible”.

La actualización de iOS fue anunciada en el esperado evento de Apple en San Francisco, en la que también se anunció la última novedad de la familia iPad, el iPad Pro. Convertido en el dispositivo de alta tecnología más grande de la serie, con un display de 12.9 pulgadas, viene con la tecnología Touch ID incorporada para proteger el acceso.

Según Apple, esto ayuda a transformar “tu huella dactilar en una contraseña inolvidable”, lo que significa que cuando se activa esta funcionalidad, el equipo no puede ser desbloqueado por nadie más. Claro está que, si esta es la tendencia en dispositivos móviles, los cibercriminales tratarán de atacar los lectores de huellas.

Pero aún así, luego del evento Apple fue noticia por su compromiso con la protección de los datos de sus usuarios. The New York Times reportó que la empresa no quiere ceder ante la presión gubernamental de entregar los registros de información que se envía mediante iMessage.

“En una investigación que involucró armas y drogas, el Departamento de Justicia obtuvo una orden demandando que Apple entregue, en tiempo real, mensajes de texto entre sospechosos usando iPhones”, señaló el periódico. En respuesta, Apple dijo que no podía hacerlo porque su servicio de mensajería está cifrado y que no le sería posible cumplir con la petición.

Dicho de otra manera, debido al diseño de iMessage (y también de FaceTime) es imposible para la empresa que los datos y caracteres enviados entre dispositivos tengan sentido. De hecho, como sostiene, esto es algo que prefiere evitar, ya que quiere que esta información sea privada:

Tus comunicaciones están protegidas por un cifrado de punta a punta en todos tus dispositivos cuando usas iMessage y FaceTime, y con iOS 9 y Watch OS, tus iMessages también son cifrados en tu dispositivo de forma tal que no son accesibles sin tu passcode.

Apple no tiene forma de descifrar datos de iMessage y FaceTime cuando están viajando entre dispositivos.

Ya desde el año pasado Apple había hecho la promesa, así como Google, de que resguardarían de autoridades los datos cifrados de comunicaciones, hecho que muchos usuarios que valoran su privacidad consideraron valioso.

Autor , ESET

Síguenos