8 ajustes importantes que debes revisar en tus redes sociales

Las redes sociales son una parte importante de la vida moderna, pero pueden provocar serios dolores de cabeza cuando la información se comparte con un público más amplio de lo deseado. Como sus funcionalidades y configuraciones cambian con una frecuencia sorprendente, es una buena idea revisar tus preferencias en forma periódica.

Pero a veces, cuando alguien no tiene muchos conocimientos técnicos, le resulta difícil saber qué cosas específicas debe buscar.

“Me sorprendió la cantidad de funciones de seguridad que encontré en secciones diferentes”Aunque el lugar más obvio para empezar a buscar ajustes relacionados con la seguridad son las pestañas de seguridad o privacidad, no debes detenerte allí. En mis propias búsquedas, me sorprendió la gran cantidad de funciones relacionadas con la seguridad que encontré en secciones totalmente diferentes. Cuando tengas dudas, haz clic en todas las pestañas disponibles en las páginas de opciones o preferencias de tus cuentas para ver qué hay.

En esta guía te contaremos cuáles son los ajustes más importantes que debes tener en cuenta para mejorar la seguridad de tus redes sociales y te indicamos algunas de las cosas que debes controlar.

1. Credenciales de acceso

Cada sitio cuenta con una variedad bastante amplia de opciones disponibles para preservar la seguridad de tus credenciales de acceso. A esta altura, la mayoría ofrece algún tipo de autenticación en dos fases.

A veces, proporcionan una lista de los dispositivos desde donde se usa tu cuenta para que puedas comprobar si hay algo sospechoso, y te permiten activar el envío de notificaciones ante nuevos inicios de sesión. También debes comprobar las listas de aplicaciones móviles que tienen permiso para acceder a tu cuenta, y eliminar las que ya no usas.

2. Visualización de contenidos y publicaciones

Otra cosa importante que debes comprobar es quién tiene permiso para ver tus mensajes. Hay ciertos aspectos de tu perfil que no puedan hacerse privados: por ejemplo, la imagen que usas como avatar o tu imagen de perfil, y algunos datos básicos, como tu nombre de usuario; cuando los elijas, recuerda que son públicos.

La mayoría de los sitios te permiten proteger tus posts, y algunos de ellos incluso te ofrecen diferentes niveles de granularidad. Por más que hayas configurado un público limitado para tus mensajes, sigue siendo una buena idea que publiques información pensando que todo lo que digas puede quedar expuesto públicamente.

3. Información de contacto y ubicación

Las redes sociales usan diferentes medios para que las demás personas se puedan poner en contacto contigo. Aparte de las opciones de mensajería directa, es posible que te soliciten ingresar tu número telefónico o correo electrónico, y en algunos casos incluso tu dirección física. Recuerda que todos estos datos se pueden encontrar sin mucha dificultad con una búsqueda.

Aunque no te pidan que escribas tu dirección física, a veces agregan automáticamente tu ubicación GPS, a menos que deshabilites dicha funcionalidad. En general, podrás limitar la visibilidad de tus métodos de contacto o restringir quiénes pueden buscarte (por ejemplo, quienes ya sepan tu nombre, dirección de correo electrónico o número telefónico).

4. Envío de mensajes y comentarios

Algunos sitios te permiten limitar quién puede enviarte mensajes o publicar comentarios sobre tus posts. Para ello, selecciona o bloquea grupos específicos o personas individuales.

5. Etiquetas en fotografías y vídeos

Cuando veas que hay fotografías o vídeos en sitios sociales, inevitablemente encontrarás etiquetas. Si quieres tener el derecho de aprobar si los demás pueden enlazar tu perfil a sus fotografías, por lo general es necesario habilitar esta opción, ya que casi nunca suele ser la opción predeterminada.

6. Seguimiento y anuncios

La mayoría de los sitios web (no solo los de redes sociales) hacen cierto seguimiento de tus actividades online con el fin de mostrarte anuncios personalizados. Algunos sitios sociales te permiten ajustar cómo o cuándo se hace este tipo de seguimiento, o qué publicidades se pueden mostrar.

7. Notificaciones

El envío de notificaciones desde las redes sociales puede tener consecuencias muy diversas. Mientras que por un lado te permiten enterarte si ocurre algo inesperado o no deseado, por el otro, pueden ser una avalancha de información potencialmente privada enviada a través de un canal no cifrado que puede ser secuestrada con fines maliciosos.

Si creas una lista con la selección de los tipos y métodos de notificación que deseas recibir, la balanza se inclinará a tu favor. Facebook ahora también te permite usar tu clave PGP para cifrar las notificaciones enviadas por correo electrónico.

8. Reproducción automática

El contenido que se ejecuta automáticamente a veces puede ser un problema. En el peor de los casos, puede usarse como una forma de ejecutar contenido malicioso antes de que te des cuenta. Si desactivas la funcionalidad de “reproducción automática”, tendrás que hacer clic para ejecutar vídeos publicados por otros usuarios, pero también evitarás llevarte varias sorpresas molestas.

Aunque las funcionalidades constantemente cambiantes de los sitios de medios sociales te ofrecen una emocionante variedad de formas de conectarte con la gente, también pueden ser confusas desde el punto de vista de la seguridad. Si verificas tus ajustes con ciertas categorías específicas en mente, dejarás a un lado toda la confusión y mantendrás tu cuenta más segura.

Sigue leyendo: Mantente protegido en Facebook con estos 6 trucos

Autor , ESET

Síguenos