Windows XP: el sistema operativo zombi que sigue en pie

Dos años. Ese es el tiempo que pasó desde que Microsoft abandonó su sistema operativo récord en la industria, Windows XP, y puso fin al soporte oficial para esta plataforma.

A pesar de que durante todo este tiempo no ha habido ninguna actualización de seguridad ni parches que sus usuarios pudieran instalar (algunas soluciones industriales son la única excepción), el sistema todavía funciona en casi una décima parte de los equipos en todo el mundo.

Por otra parte, esta cifra es considerablemente menor si la comparamos al 8 de abril de 2014, día en que Microsoft quitó el soporte para XP, en una de las decisiones más controversiales de la historia informática.

En ese momento, alrededor de la cuarta parte (27,7%) de las máquinas en todo el mundo seguían utilizando Windows XP y los usuarios no estaban realmente interesados en actualizar su sistema operativo. Incluso meses después del fin del ciclo de vida (EOL) de esta plataforma, en mayo de 2014, sólo 2,4% había pasado a usar Windows 7 o Windows 8.1.

Aunque solo en una fracción de su cuota de mercado original, Windows XP se mantiene vigente

“Aunque solo queda una fracción de su cuota de mercado original (8-11% mundial y un poco más en los mercados emergentes), el uso de Windows XP aún se mantiene vigente”, comentó el investigador distinguido de ESET Aryeh Goretsky sobre las estadísticas actuales del sistema obsoleto de Microsoft.

Si tú también eres leal a XP, te damos algunas buenas razones por las que debes decirle adiós a tu viejo amigo definitivamente:

  • Sin actualizaciones, tu PC es vulnerable a todo tipo de códigos maliciosos que pueden robar o dañar los datos. Lamentablemente, aunque estés ejecutando un software de seguridad actualizado y de confianza, podría no ser capaz de protegerte en forma integral a causa de vulnerabilidades del sistema no informadas y, por lo tanto, desconocidas.
  • Todos estos fallos de seguridad no solo ponen en riesgo tus dispositivos, sino los de prácticamente todo el mundo. Según Goretsky, las computadoras que todavía funcionan con XP “pueden actuar como un trampolín para atacar a otros sistemas”. Si bien es imprescindible que los usuarios protejan estos sistemas para los cuales ya no existen parches ni soporte, es aún más importante que los migren a versiones más recientes de Windows, que son más seguras.
  • Windows también ha cumplido con la otra promesa que hizo en 2014: finalizó el soporte de versiones viejas de Internet Explorer en enero de 2016, incluyendo la versión 6.0 (el navegador web nativo para Windows XP).
  • Otros fabricantes de software también están abandonando lentamente la plataforma, uno de los ejemplos más destacados es Google Chrome. “Estas plataformas antiguas no reciben actualizaciones críticas de seguridad y tienen un mayor potencial de ser infectadas por virus y malware”, explica Google en su blog, donde anuncia el fin del soporte para XP y otros sistemas operativos más antiguos.
  • Probablemente no será el último fabricante que tome esta decisión, y con las nuevas vulnerabilidades 0-day acechando entre las sombras (las organizaciones que participan como “CVE Numbering Authorities” dejaron de hacerles el seguimiento en abril de 2014), la cantidad de empresas que abandonan el sistema operativo XP solo puede aumentar exponencialmente.

Si buscas una alternativa al obsoleto Windows XP, lee esta entrada del blog para ayudarte a decidir si te conviene pasar a Windows 10 o no. Para tomar una decisión bien informada, también puedes leer el whitepaper de Aryeh Goretsky sobre Windows 10 (ambos en inglés).

Autor , ESET

Síguenos