2 de cada 3 padres espían “regularmente” a sus hijos en redes sociales

Los perfiles de redes sociales son el escenario en el que transcurre la vida de los adolescentes, pero no les vendría mal verificar su lista de amigos y sus configuraciones de privacidad -sucede que dos tercios de los padres revisan las cuentas sociales de sus hijos sin que lo sepan.

Este y otros datos surgen de una encuesta realizada en 2014 por VoucherCloud a 2.105 adultos del Reino Unido, con el objetivo de analizar el uso de redes sociales por parte de jóvenes de entre 13 y 16 años. La edad mínima para usar Facebook es 13 años, aunque niños mucho más jóvenes crean sus perfiles: una investigación previa de London School of Economics encontró que el 43% de los menores de entre 9 y 12 años usan el sitio, según reporta BBC.

Dos de cada tres encuestados admitió usar varios métodos para vigilar a los menores “sin que lo sepan”. Entre ellos, el 81% afirmó que sus hijos usan redes sociales, mientras que el 19% dijo que no o que no estaba al tanto de que lo hicieran. Facebook resultó la plataforma preferida del 73% de los menores, mientras que el 56% utiliza Twitter y el 49% Instagram. Muchos padres se aseguran de saber las contraseñas de los perfiles de sus hijos, y las usan para acceder sin que lo sepan: más de la mitad (55%) lo admitió, mientras que un tercio (31%) dijo hacerlo “en forma regular”.

Dos tercios de los adultos (el 67%) también admitió buscar a los menores en la web en forma anónima para monitorear su actividad online. Es frecuente, sin embargo, que los niños usen nombres falsos en sitios sociales, justamente para evitar ser espiados por sus padres o maestros. Esta es incluso una técnica ampliamente utilizada entre los cyberbullies, niños que acosan y hostigan a otros en plataformas web -así lo demostró la investigación de la agencia Family, Kids and Youth publicada por The Guardian.

Al preguntarles “¿sabes las contraseñas de correo electrónico o cualquier otra red social de tus hijos?”, el 45% de los adultos afirmó saber la clave de correo electrónico, mientras que el 36% sabía al menos la de un perfil social. La mayoría aseguró que su mayor preocupación es la seguridad, aunque una parte dijo hacerlo simplemente para ver qué están haciendo, ya que sus hijos no les dicen nada sobre su vida online.

Nick Bagot, un padre londinense de 42 años, dijo que a menudo se comparten cuentas tales como Apple IDs, lo que facilita el monitoreo: “Usar el mismo Apple ID en distintos productos -iPad, iPhone, Mac- me permite monitorear los e-mails y mensajes vía iMessage de mis hijos. Ellos suelen olvidarse de que esto es posible”.

La quinta parte de los encuestados reconoció haber encontrado algo incriminatorio al espiar las redes sociales, y de ellos, más de la mitad (el 53%) confrontó al niño para charlar sobre el asunto. Además, a ellos se les preguntó “¿confesaste haber entrado a su cuenta?”, a lo cual el 38% contestó que sí, mientras que la mayoría, el 62%, inventó que se había enterado por otros medios.

Matthew Wood, de la compañía encuestadora, dijo: “El mundo de hoy a menudo puede parecer un lugar siniestro para los padres. La cobertura mediática de las pesadillas relacionadas con redes sociales está extendida, por lo que no sorprende que estén al tanto de los que hacen sus hijos. ¿Están practicando sexting? ¿Están hablando con extraños? Parece que muchos piensan que la única forma de saber es espiándolos”.

Wood agregó: “Es triste ver que algunos padres sienten que la única forma en la que pueden estar al tanto es a través de un vistazo furtivo en sus perfiles. ¿Es este el indicativo del mundo moderno? Este podría ser el caso, pero los adolescentes siempre han sido conocidos por sus maneras reservadas de actuar, por lo que quizás los padres no deberían tomárselo como algo personal sino simplemente aceptar que es una de esas fases”.

David Harley, Senior Research Fellow de ESET, dijo al escribir para SafeSoundFamily que los padres deberían usar Internet junto a sus hijos, empezando desde una edad preescolar. La clave es una introducción gentil y guiada. A decir verdad, se debería combinar una correcta aplicación de controles de seguridad con un diálogo fluido centrado en la educación respecto a comporamiento online, para que los niños puedan utilizar la tecnología en forma segura.

seguridad_padres_academiaeset

Autor , ESET

Síguenos