Minería de criptomonedas: respuesta a tres de las preguntas más frecuentes

Minería de criptomonedas: respuesta a tres de las preguntas más frecuentes

¿Qué es minar criptomonedas?, ¿es rentable la minería?, ¿es legal tener, utilizar o minar criptomonedas? La respuesta a estas tres preguntas frecuentes te invitamos a conocerlas en en el siguiente artículo.

¿Qué es minar criptomonedas?, ¿es rentable la minería?, ¿es legal tener, utilizar o minar criptomonedas? La respuesta a estas tres preguntas frecuentes te invitamos a conocerlas en en el siguiente artículo.

La Gira Antivirus ESET es una de nuestras apuestas educativas más fuertes en la región. Cada año, los investigadores del Laboratorio de ESET Latinoamérica recorremos diversos países y universidades de toda América Latina para brindar seminarios gratuitos de concientización en Seguridad Informática.

En nuestra charla principal de este año hablamos de criptomonedas y acerca de cómo los cibercriminales buscan apoderarse de ellas. También explicamos algunos conceptos básicos, como por ejemplo, qué son las criptomonedas, cómo funcionan y qué es la minería de criptomonedas. Y si bien el foco de la charla no estuvo centrado en estos conceptos, sino en los tipos de ataques y estrategias que despliegan los atacantes para hacerse finalmente del dinero, me resultó particularmente curioso que al final de cada charla siempre surgieran preguntas acerca de la minería de criptomonedas; especialmente una en particular y que fue la que me dio pie para escribir este post: ¿Es legal minar criptomonedas?

Por eso, si tienes dudas o quieres conocer más sobre el tema, te invito a leer las respuestas a las tres preguntas más frecuentes sobre la minería de criptomonedas que me hicieron durante las charlas:

#1 Minar criptomonedas: ¿qué significa?

Esta respuesta engloba en realidad muchos mitos que existen alrededor del tema. Minar criptomonedas no es encontrar, descubrir o fabricar nuevas monedas, sino que se le dice así al conjunto de procesos necesarios para validar y procesar las transacciones de una criptomoneda.

En el caso del bitcoin, la minería consiste en validar y registrar las transacciones en la cadena de bloques. Para esto, todos los nodos de la red participan en la resolución exitosa del acertijo que supone la búsqueda del bloque, donde teniendo en cuenta un número aleatorio y aplicando una función criptográfica, se encuentre como resultado un hash que cumpla con una característica: que tenga cierta cantidad de ceros a la izquierda. Este trabajo requiere esfuerzo y poder de cómputo, lo que asegura que sea complejo escribir nuevos bloques de transacciones en el registro y así evitar que un atacante generar un bloque falso y lo añada a la red o que modifique un bloque existente.

No todas las criptomonedas funcionan de la misma manera, ya que la forma de minar depende del sistema que utiliza la cadena de bloques o el algoritmo de cada criptomoneda. Sin embargo, todas tienen algo en común: los mineros no realizan operaciones inútiles, sino que estas son necesarias para mantener la estabilidad y la seguridad de la red. Dado que su trabajo es tan importe, los mineros cobran una cantidad de dinero por su trabajo de minería. En el caso del bitcoin, por ejemplo, cada vez que un minero encuentra un bloque válido es recompensado con 12,5 bitcoins. El pago se realiza con monedas que se encuentran en reserva y en ese momento entran en circulación, es por esto que erróneamente se suele creer que la minería de criptomonedas consiste en generar nuevas monedas. Las monedas ya están previamente definidas, sin embargo, a través de la minería se logra que entren en circulación nuevas monedas.

#2 ¿Minar criptomonedas es rentable?

Seguramente escuchaste hablar de las grandes granjas de minería de bitcoins, que consisten en enormes datacenters cerca de centrales eléctricas o resguardados en el frío de Islandia. Esto hace que mucha gente piense que la minería de bitcoins ya es cosa de grandes empresas y es imposible participar. En parte esto es cierto; pero no porque sea imposible, sino porque la competencia es tan grande que resulta muy poco rentable invertir en el equipamiento necesario para minar bitcoins.

Si bien el Bitcoin es la primera criptomoneda y la más popular, en la actualidad existen más de 100 alternativas, también conocidas como altcoins.

Cada una de estas monedas tienen sus propios algoritmos y costos de minería. En muchas de ellas es posible participar tan solo con una buena tarjeta gráfica (estas funcionan muy bien para resolver cálculos matemáticos) o incluso con una computadora tradicional.

Por ejemplo, Ethereum es considerada la segunda criptomoneda más utilizada después de Bitcoin, y es posible minarla a partir de una tarjeta gráfica y el software específico. Por otro lado también tenemos Monero, la cual se hizo muy popular por ser minada simplemente a través de un script que corre en un navegador; particularidad que aprovecharon muchos cibercriminales con nuevas técnicas como el criptojacking.

Por último, una alternativa redituable son los pools de minería. Se trata de grupos de usuarios que se juntan con el objetivo de unir el poder de cómputo de todos los participantes y así tener mayores posibilidades de encontrar bloques válidos y ganar la recompensa, la cual luego dividen entre todos. Hay diferentes tipos de pools de minería, algunos más estables y otros más rentables, dependiendo del volumen de trabajo que maneje cada pool.

#3 ¿Es legal tener, utilizar y minar criptomonedas?

Las leyes no soy iguales para todos los países, por lo que no es fácil generalizar una respuesta.

Las criptomonedas funcionan de forma descentralizada y al margen del sistema bancario tradicional. Sin embargo, este tipo de monedas no es intocable. De hecho, ya en varios países se están implementando normativas en lo referente a la minería y transacciones de monedas digitales

En Latinoamérica, hasta donde sabemos, el único país que no permite el uso de divisas que no sean de curso legal con respaldo de un país es Bolivia. Debido a las estafas y ciberataques que involucran a este tipo de monedas, en Bolivia es muy probable que tengas serios problemas si utilizas criptomonedas, y probablemente también si quieres minar.

Si bien es cierto que las criptomonedas están fuertemente asociadas al cibercimen, no debemos olvidar que son herramientas muy potentes que brindan grandes beneficios a las transacciones financieras en la era digital, y que en un futuro cercano distan de desaparecer.

En lo que respecta al resto de Latinoamérica, las regulaciones con relación al uso y tenencia de criptomonedas son nulas o escasas, por lo que podemos interactuar con ellas tranquilamente, siempre y cuando nos manejemos dentro de negocios y operaciones legales.

Por último, si te interesa incursionar en el mundo de la minería, no olvides tomar las medidas de seguridad adecuadas, tanto para proteger tus equipos de minería, como para proteger las criptomonedas que adquieras por el trabajo.

A continuación, te invitamos a ver el siguiente video donde explicamos qué es el Bitcoin y por qué muchas veces se lo vincula con el cibercrimen:

Discusión