¿Temes que alguien esté usando tu webcam sin permiso?

Imagina que estás trabajando en tu laptop y de repente la luz verde junto a tu cámara web integrada parpadea un segunda y luego se apaga de nuevo. ¿Lo ignorarías? ¿O empezarías a investigar para ver si se trata de algo más serio?

Si quieres saber qué programas están usando tu webcam activamente, o crees que está trabajando a pesar de que la luz del indicador está apagada, aquí tienes una guía corta que te ayudará.

Primero, necesitarás una herramienta que te pueda mostrar este tipo de información. Y gracias a Windows Sysinternals, hay un software práctico para ello: Process Explorer. Convenientemente para los usuarios, está disponible online y offline (como descargable).

Apenas ejecutes la herramienta, necesitarás saber el nombre de tu webcam para identificar los procesos conectados a ella. Esto podría ser un poco complicado para los usuarios menos experimentados que no saben dónde buscar.

Esta información puede encontrarse en el Device manager o Administrador de dispositivos. La forma más fácil de llegar allí es usando la barra de búsqueda, disponible en todas las versiones de Windows frecuentemente usadas. La otra opción es ir vía Panel de control, desde donde se puede acceder a esa opción.

Si tienes una cámara web integrada, aparecerá en el menú bajo “Dispositivos de imagen”, donde necesitas hacer clic en la barra de detalles, abrir el menú desplegable y seleccionar el nombre del dispositivo (Physical Device Object), como por ejemplo “\Device\0000009c”. Copia el valor y vuelve a Process Explorer.

Haz clic en el ícono de los binoculares o presiona Ctrl+F e inserta el nombre de dispositivo para encontrar los procesos activos que están usando tu cámara web. Si esta búsqueda muestra alguna actividad sospechosa, puedes dejar que tu antivirus verifique si el programa que la está usando es malicioso.

Es importante notar que aunque Process Explorer te dejará detener el proceso seleccionado, no eliminará infiltraciones de tu máquina, si es que hubiera alguna. Por eso, recomendamos hacer un escaneo usando una solución de seguridad confiable y multicapa, para localizar la actividad maliciosa.

Este método puede aplicarse también a micrófonos, que podrían ser blancos de spyware.

Autor , ESET

Síguenos