Chile prepara su reforma a la ley de protección de datos personales

El pasado 28 de enero se celebró, como todos los años, el Día Internacional de la Protección de Datos. En ese contexto, el ministro de Economía de Chile Luis Felipe Céspedes confirmó que su proyecto de ley relativo a este tema será enviado al Parlamento en estos primeros meses del año.

“Espero que febrero nos entregue el tiempo suficiente como para poder avanzar, de forma tal que los primeros meses de este año podamos ingresar ese proyecto al Parlamento”, dijo el funcionario al medio chileno Pulso.

Actualización 02/02/2016: Chile ya tiene una Ley de Protección de Datos de Carácter Personal (Ley N° 19.628), que fue sancionada en 1999. Durante los últimos años se han propuesto iniciativas para modificarla y actualizarla, y esta es una de ellas. El título del presente artículo fue modificado a raíz de esta aclaración.

La idea es presentar esta propuesta de ley de protección de datos ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en su encuentro programado para fines de marzo, si es que el texto está listo para ese entonces. Todo parecería indicar que lo estará, ya que Céspedes aseguró que se está trabajando en la parte final junto al Ministerio de Hacienda.

Es importante tomar conciencia sobre la información personal que se entrega en forma voluntaria

Entre tanto, otras entidades importantes en este asunto se pronunciaron la semana pasada, según informa Fayerwayer. Jaime Soto, secretario general de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), habló de la importancia de crear conciencia sobre la información personal que se entrega en forma voluntaria. Cuando los ciudadanos completan formularios, participan de sorteos o se registran a nuevos servicios suelen proporcionar información como su nombre, teléfono, dirección, fecha de nacimiento o RUT (Rol Único Tributario), que luego son usados por otras organizaciones. Por ejemplo, un banco que llama para ofrecer una tarjeta o línea de crédito, o un representante político en busca de votantes.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Modernización del Estado y Gobierno Digital, Jorge Alzamora, se refirió al concepto de “interoperabilidad”. Esta idea propone crear una plataforma para que las bases de datos puedan ser usadas por muchas entidades, de forma que no se pida la misma información a las personas en repetidas ocasiones. De realizarse, debería conllevar una gestión transparente que permita saber quiénes tienen acceso y dónde está alojado.

Proteger y resguardar los datos debe ser una responsabilidad compartida

Además, en algunos casos, las redes sociales aportan sus propias bases de datos. Y como la tecnología permite que estos se almacenen, procesen o transmitan en formato digital, es importante que la tarea de protegerlos y resguardarlos sea una responsabilidad compartida entre usuarios, empresas que tienen acceso a ellos y gobiernos que legislen al respecto. De lo contrario, aspectos como el consentimiento expreso de los individuos a que su información sea diseminada se pierden en el camino.

Después de todo, los datos personales pertenecen a su titular y no a las entidades que los manipulan, por lo que su protección es un derecho ciudadano que permite controlar a voluntad en qué medida son compartidos. Es por eso que una ley de protección de datos personales es una iniciativa siempre positiva en un país.

Sigue leyendo: ¿Por qué es importante proteger tus datos personales?

Créditos imagen: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile/Wikimedia Commons

Autor , ESET

Síguenos