3.200 prisioneros liberados antes de tiempo por un error en el sistema

En el sexto capítulo de la primera temporada de la serie Mr. Robot, su personaje principal, un hacker llamado Elliot, es obligado a acceder al sistema de la prisión para liberar a alguien que estaba encarcelado (¡no diremos quién!), si es que quiere volver a ver a su dealer Shayla.

Pero, fuera de la ficción, no siempre hace falta que haya un infiltrado en la red para que se libere a un convicto cuya sentencia todavía no se cumplió – o al menos no fue necesario en Estados Unidos para que 3.200 prisioneros salgan antes de tiempo en el transcurso de los últimos 13 años. El motivo fue una falla en el sistema de la prisión, que hacía que se calculen en forma incorrecta los días de sentencia restantes.

La sentencia restante se calculaba en forma incorrecta sumando por error créditos de buen comportamiento

El software agregaba por error créditos por buen comportamiento a los prisioneros, lo cual descontaba días del período restante tras las rejas. Estos créditos se venían aplicando solo en las prisiones estatales, hasta que en 2002 la Corte Suprema decidió que también debían sumarse los que se hubieran aplicado anteriormente en cárceles de condado.

Pero cuando se modificó el sistema para incluirlos, quedó una falla en su código que originó este problema. Como resultado, el 3% de las liberaciones de presos desde 2002 se produjeron en el momento equivocado, con un promedio de 55 días de adelanto; en un caso particular, el error redujo 600 días de la sentencia de un prisionero, aunque todavía está tras las rejas.

Lo más preocupante es, quizás, que el error había sido advertido en 2012 y, desde entonces, la aplicación del parche necesario para corregirlo fue demorada en repetidas ocasiones por no considerarse lo suficientemente prioritaria. “Que se haya permitido que este problema continuara por 13 años es profundamente decepcionante para mí, totalmente inaceptable y, francamente, enloquecedor”, dijo Jay Inslee, el Gobernador de Washington, en un comunicado oficial.

El 3% de las liberaciones de presos desde 2002 se produjeron en el momento equivocado

La investigación ya está en proceso para encontrar a los responsables y determinar por qué la actualización del software fue pospuesta tantos años.

“Un grave error en el código de un sistema esta vez afecta a la seguridad no solo de la información, sino también de la sociedad. Esta falla genera un gran descontento, estimulando incluso inquietudes acerca de los sistemas de justicia. No solo la falta de auditorías en los códigos de sistemas sino también la negligencia de no corregirlos durante años, sabiendo de su existencia, es la parte principal de este hecho”, opinó Lucas Paus, Security Researcher de ESET.

Las autoridades penitenciarias advirtieron el error cuando la familia de una víctima les avisó que estaban liberando antes de tiempo al convicto que había cometido la ofensa. Fue entonces cuando decidieron calcular “a mano” cuántos días de sentencia le quedaban, descubrieron la falla y lo mantuvieron preso, tras lo cual programaron una actualización del sistema. Pero nunca sucedió. En los meses y años posteriores, el parche se siguió posponiendo hasta que, el pasado 16 de diciembre, la oficina del Gobernador Inslee supo del asunto.

Según reporta The Seattle Times, en 2012, la administradora del programa de registros Wendy Stigall presentó una solicitud al departamento de TI de la agencia para arreglar el sistema. En la sección que preguntaba si era un problema sensible, dijo que sí, y que era una prioridad a resolver cuanto antes. Pero, claramente, quien estaba a cargo de hacerlo no lo consideró de la misma forma.

Según el comunicado gubernamental, se espera una actualización para el 7 de enero de 2016.

“Tengo muchas preguntas sobre cómo y por qué sucedió esto, y espero que el público tenga las mismas preguntas. Espero que la investigación externa traiga la transparencia y responsabilidad que necesitamos para asegurarnos de que esta problema está resuelto”, concluyó el Gobernador Inslee.

Autor , ESET

Síguenos