Arrestado por querer contratar a un cibercriminal que borre sus deudas

Un hombre de Estados Unidos que había publicado un anuncio en Craigslist solicitando los servicios de un cibercriminal, para que lo ayudara borrando sus deudas al Condado de Lancaster en Pennsylvania, fue sentenciado a entre dos y cuatro años en prisión.

Zachary J. Landis pasará entonces al menos 24 meses tras las rejas, luego de declararse culpable a los cargos de entrada ilegal a una computadora, uso ilegal de un ordenador y manipulación de registros públicos. El hombre de 27 años, que fue arrestado en abril, había dicho en su anuncio online que estaba dispuesto a pagar “una buena cantidad de dinero” a un individuo que pudiera “hackear prácticamente cualquier cosa”.

Su idea era contratar a un cibercriminal para que eliminara de todos los sistemas su deuda de 16.000 dólares en concepto de daño a víctimas, multas y otros costos relacionados a procesos judiciales. Sucede que en 2008 se había enfrentado a un caso de asalto a una víctima, a quien le debe 9.000 dólares; el resto del dinero adeudado corresponde a dos condenas DUI (Driving Under the Influence, es decir, conducir bajo el efecto de sustancias embriagadoras).

El post en Craigslist, que se titulaba “Can You Hack???” (“¿puedes hackear?”), fue encontrado por oficiales de la policía durante sus “patrullas online” de rutina, y reenviado a la oficina del fiscal de distrito del condado de Lancaster, Craig Stedman. Considerando que era un asunto serio y genuino, se decidió que un detective privado se haría pasar por un cibercriminal emprendedor con ganas de realizar el trabajo y llevarse la comisión.

Se estableció entonces la comunicación con Landis, quien durante los intercambios digitales, solicitó que el detective probara sus habilidades borrando una parte de la cantidad de dinero que debía al Condado. Solo luego de esta instancia pagaría el trabajo por completo.cybercriminal

Eventualmente, el equipo de investigación pudo reunir datos clave para fundamentar las acusaciones contra Landis, y encontraron, por ejemplo, que usaba una cuenta de Gmail. Luego de contactar a Google y a Craigslit, confirmaron que la dirección de e-mail le pertenecía y que había sido utilizada para la publicación.

Además, establecieron que la dirección IP estaba registrada en la dirección de Landis en Harrisburg. El acusado todavía debe esos 16.000 dólares.

Y a ti, ¿se te ocurriría contratar a un cibercriminal?

Sigue leyendo: La nueva Hackers List y un viejo debate: ¿contratar o no contratar hackers?

Autor , We Live Security

Síguenos