LinkedIn pagará millones por mandar spam en nombre de sus usuarios

Desde sus inicios en 2003, LinkedIn siempre se trató de conectar – no solo a nivel personal sino también, y especialmente, a nivel profesional. Siempre estuvo disponible la opción de importar contactos y enviar nuevas invitaciones, y la plataforma se ha encargado de enviar correos electrónicos con notificaciones o recordando solicitudes pendientes.

Pero todo tiene un límite: LinkedIn deberá repartir la suma de 13 millones de dólares entre los usuarios que se hayan visto afectados por el envío de spam en su nombre, por parte de la red social. Sucede que la compañía ha ido un poco lejos con los e-mails para recordarle a un usuario que tiene invitaciones a conectar pendientes de aceptar.

Si eres usuario de LinkedIn y te envían una invitación a conectar que dejas pendiente, dentro de una cierta cantidad de tiempo la red social te enviará un correo diciéndote que esa persona “todavía está esperando que te unas a su red”. Lo cierto es que dicha persona solo envió la solicitud inicial, pero nunca se propuso enviar correos de seguimiento para recordarte que su invitación está pendiente: LinkedIn los envía en su nombre y, para muchos, esto puede considerarse spam.

Además, el usuario que recibe la invitación y los posteriores correos que le recuerdan que debe aceptarla, a menudo piensa que del otro lado hay una persona molesta que no deja de insistir.

Es por eso que, en 2013, se firmó en California una demanda colectiva en contra del uso de esta técnica de email marketing, y de la persistencia de LinkedIn sin el consentimiento de sus usuarios. Como resultado, la compañía deberá destinar 13 millones de dólares al pago del correspondiente resarcimiento a los afectados, los honorarios de los abogados y los gastos relacionados a la investigación.

Tal como reporta Mashable, ningún demandante recibirá grandes sumas, y de hecho LinkedIn se comprometió a pagar otros 750 mil dólares si alguno de ellos llegara a recibir menos de 10 dólares luego de la división original. Claro que todo dependerá de la cantidad de usuarios que completen la solicitud bajo juramento de que realmente usaron la función “añadir conexiones” durante el tiempo mencionado: desde el 17/09/2011 hasta el 31/10/2014.

Gilardi & Co., la firma legal que está gestionando el pago, declaró:

El Tribunal consideró que los miembros consintieron importar sus contactos y enviar la invitación de conexión, pero no encontraron que los miembros consintieran que LinkedIn enviara los dos correos electrónicos de recordatorio.

En respuesta a la noticia, un vocero de LinkedIn le dijo a Mashable que, tras la sugerencia del Tribunal de ser más claros respecto a los correos recordatorios de invitaciones pendientes, la red social ha hecho cambios a las políticas de producto y privacidad.

Créditos imagen: ©Nan Palmero/Flickr

Autor , ESET

Síguenos