5 errores que cometes al pedirle ayuda a tu amigo techie

¿Tu computadora se rompió o está andando mal? ¿A quién tiendes a llamar cuando tu dispositivo está en problemas? De seguro conoces a alguien que entra en la categoría de “techie”. Sabes a qué nos referimos: alguien que estudia, trabaja o simplemente es bueno con computadoras, y tiene buen corazón como para ayudarte cuando lo necesitas.

Pero, por alguna razón, tu amigo techie a veces se enoja cuando arregla alguno de tus equipos, y probablemente sea porque dices o haces algo que le resulta molesto. Veamos los 5 errores que cometes cuando le pides ayuda.

1. No verificar si el dispositivo está enchufado. ¿Lo reiniciaste?

Es casi seguro que estas serán las primeras dos cosas que tu querido amigo aficionado a la tecnología verificará. Ahórrale la molestia y el esfuerzo innecesario llamándolo solo cuando hayas comprobado que el equipo está en pleno funcionamiento y que un simple reinicio no resolverá el problema.

2. Ten a mano información concreta

Si promete acercarse, te hará algunas preguntas que deberías ser capaz de responder. Por ejemplo, prepárate para describir qué le ocurrió exactamente a tu dispositivo. También puede ser de suma utilidad escribir todo lo que has estado haciendo antes y después de que apareciera el error, y tomar una captura de pantalla.

Nota: debes estar listo para “confesar tus pecados”, ya que en muchos casos es el propio usuario el que causa el problema en el equipo o rompe algo accidentalmente. Tratar de echarle la culpa a alguien más o al propio dispositivo no es conveniente, así que, si descargaste un archivo sospechoso o hiciste algo mal, no tengas miedo de confesarlo.

3. La charla de trivialidades no arreglará tu computadora

No hagas demasiadas preguntas: él está tratando de arreglar el problema y no siempre es tan fácil como puede parecer. Mientras tanto, hablar de banalidades no siempre es necesario; puede que incluso tu techie sea de los que prefieren concentrarse y trabajar sin que miren sobre su hombro todo el tiempo.

En ese caso, busca otra actividad para hacer mientras él te ayuda – ¡y procura que no sea buscar soluciones alternativas en Google!

4. Tus conjeturas no siempre ayudan

Él es probablemente un profesional de IT o un experimentado tecnólogo que sabe cómo localizar el error, así que limítate a contestar las preguntas que te hace y mantén las teorías sobre lo que pudo haber ocurrido para ti mismo.

Si te da un consejo, no dudes en seguirlo. Puede ser cualquier cosa; desde usar mejores contraseñas hasta implementar soluciones de seguridad. Estas sugerencias simples pueden ahorrarte tiempo y dinero, y mantenerte alejado de problemas innecesarios.

5. Paciencia, paciencia y más paciencia

“Es una pequeñez. Probablemente ni siquiera valga tu tiempo, pero ¿podrías venir a mirarlo de todas formas?”.

Los techies escuchan muy a menudo cosas como esa. Pero, en la mayoría de los casos, tratar de encontrar una solución para la multitud de bugs y fallas en un equipo no es tan simple, y corregir un error en una máquina desconocida puede tomar fácilmente medio día. Sé paciente y déjalo hacer su trabajo con el tiempo que necesite.

Finalmente, y por sobre todo, valóralo. Él sabe mucho y está dispuesto a ayudarte, así que aprecia su aporte y, de vez en cuando, invítalo a comer o hazle algún regalo.

Autor , ESET

Síguenos