¿Por qué hay tan pocas mujeres en seguridad?

El mes que viene nos trae la 13° conferencia anual Executive Women’s Forum en Scottsdale, Arizona, donde la gente se reúne para discutir temas de seguridad de la información con un enfoque en las mujeres en posiciones técnicas y de liderazgo. A menudo surge la pregunta de por qué tener diversidad en estas posiciones es una cosa tan importante; es por eso que sentí que era importante cubrir este tema en mi próximo webcast a realizarse hoy a las 10:00 PDT.

Lo cierto es que todavía somos pocas mujeres en el ámbito de la seguridad, pero analicemos un poco el panorama.

¿Cuán diversa es la tecnología?

Las mujeres constituyen aproximadamente el 47 por ciento de la fuerza de trabajo total en los Estados Unidos, y un poco más de la mitad (casi 52 por ciento) de las posiciones relacionadas a gestión. Y durante el último censo realizado en 2010, casi el 64 por ciento de la población se identificó como blancos, más del 16 por ciento como hispanos o latinos, 12 por ciento como negros o afroamericanos, casi el cinco por ciento como asiática, y tres por ciento como “otros”, que incluye a personas de dos o más razas, indios americanos o nativos de Alaska y los nativos hawaianos y otros isleños del Pacífico.

Dependiendo de qué estadísticas se mire, dentro de las empresas de tecnología, aproximadamente una cuarta parte de las personas que ocupan puestos informáticos y de ingeniería se identifican como mujeres. Según el Centro Nacional de las Mujeres en Tecnología, de esas mujeres, el 90 por ciento se identificaron como blancas, el cinco por ciento como asiáticas, el tres por ciento como afroamericanas y dos por ciento como hispanas.

De acuerdo con (ISC)2 y la consultora Frost & Sullivan, en seguridad de la información, el número es menos de la mitad que en la tecnología en general en un 11 por ciento. Teniendo en cuenta la composición general de la población en un país determinado, este porcentaje es notablemente sesgado.

Poblaciones diversas son poblaciones saludables

El aumento de la diversidad dentro de uno de los sectores de empleo de más rápido crecimiento no solo es importante debido a la idea de que un cierto sentido de la justicia se debe mantener. Ya sea que estemos hablando de insectos en el jardín o de genes en una población, la diversidad es un importante indicador de que algo es saludable y tendrá prosperidad.

Los estudios también han demostrado que tener un lugar de trabajo más diverso tiene sentido financiero. Según un estudio realizado por el MIT, por ejemplo, los lugares de trabajo que tienen una división igualitaria de mujeres y hombres tienen aumentos de ingresos de hasta el 41 por ciento.

De acuerdo con una encuesta de Gallup, los lugares de trabajo diversos tienen una satisfacción del cliente un 39 por ciento más alta, el 22 por ciento mayor productividad y un 27 por ciento más alta rentabilidad. También tienen un 22 por ciento menor de rotación de personal.

Según un informe de Catalyst, las compañías Fortune 500 con al menos tres directoras han visto el retorno de inversión aumentado por lo menos en un 66 por ciento, el rendimiento de las ventas aumentó en un 42 por ciento, y el retorno de aumento de capital por lo menos 53 por ciento.

La tecnología tiene un gran potencial para mejorar la vida de todos, y gente de todos los grupos demográficos y en todo tipo de trabajo tiene que interactuar con él. Es importante para el éxito de todos que los distintos tipos de personas quieran participar de la creación de tecnología.

A estas alturas, la gran mayoría de personas en tecnología son de similar edad y etnia, así como género. Esa falta de diversidad no augura nada bueno. Necesitamos personas con una variedad de talentos y antecedentes académicos, de todas las edades, etnias y grupos socioeconómicos, así como géneros. Cuanta más gente tengamos con distintas experiencias, más útil será la tecnología para esa siempre creciente variedad de personas.

¿Ahora qué?

Ahora que vemos por qué el aumento de la diversidad en la contratación es beneficioso, la pregunta que debemos hacernos es: ¿por qué hay tan pocas mujeres y minorías en tecnología? ¿Hay pocas personas disponibles para ser contratadas o es que las personas que están allí se están yendo rápidamente?

Algunas de las personas más famosas en los primeros años de la informática eran mujeres. Pero el número de mujeres que entran en los programas de grado relacionados con la informática ha estado en una tendencia decreciente desde 1980. Eso puede ser en parte debido a una tendencia cultural de computadoras que se comercializan como “juguetes para los niños”, lo que significa que ellos se benefician de la experiencia con la codificación desde una edad más temprana, mientras que las niñas tienden a no hacerlo.

De las mujeres que entran en carreras de computación, más de la mitad abandona a medio camino. De ellas, el 24 por ciento toma un trabajo de carácter no técnico en una empresa diferente; el 22 por ciento trabaja por cuenta propia en un campo de tecnología, el 20 por ciento se toma un tiempo y el 10 por ciento va a trabajar con una empresa nueva.

También hay evidencia de que el grupo de solicitantes potenciales es mucho más amplio: las mejores universidades reportan que están graduando el doble de personas afroamericanas e hispanas con titulaciones universitarias de informática que las que están siendo contratadas en empleos de alta tecnología. Y las tasas de desempleo de las mujeres en las carreras de informática son mayores que para los hombres.

El lado positivo de esto es que significa que hay un número significativo de mujeres y minorías que están disponibles para ayudar a resolver la escasez de trabajadores necesarios en los puestos de seguridad de la información y tecnología.

Autor , ESET

Síguenos