Spotify clarifica sus nuevas políticas tras la polémica por los permisos

La semana pasada, Spotify anunció una actualización a sus términos y condiciones que causó mucha preocupación y algo de polémica en relación a los permisos que solicita la aplicación. Como consecuencia, el CEO de la compañía, Daniel Ek, publicó un comunicado en el que se disculpa por la confusión sobre a qué información acceden y qué hacen con ella.

“Deberíamos haber hecho un mejor trabajo comunicando lo que estas políticas significan y cómo cualquier información que decidas (o no) compartir es usada”, reconoció Ek. Su estrategia consistió en mostrarse comprometido con garantizar la privacidad de los usuarios de Spotify, y asegurarles que tienen el control de su información personal mientras utilizan la app.

La posibilidad de elegir qué compartir

La clave de esta aclaración radica en la salvedad de que los usuarios no están obligados a compartir con Spotify toda la información que solicita, es decir que pueden elegir qué datos son accesibles para el programa. Ek aclaró:

En nuestra nueva política de privacidad indicamos que podríamos pedir su permiso para acceder a nuevos tipos de información, incluyendo localización del dispositivo móvil, controles de voz y contactos.

Déjenme ser muy claro aquí: si no quieren compartir este tipo de información, no tienen que hacerlo.

Pediremos su autorización expresa antes de acceder a cualquiera de estos datos – y solo los usaremos con propósitos específicos que les permitirán personalizar su experiencia en Spotify.

Si bien no está dicho expresamente, tal como señala Wired, esta aclaración parece indicar que ahora los permisos de Spotify no estarán bajo la modalidad “todo o nada” (aceptar todos los pedidos o, de lo contrario, no poder usar la app) sino que serán optativos. Así, podrían autorizarse por separado, algunos sí y otros no según las preferencias del usuario, sin que esto impida utilizar la aplicación – aunque, de seguro, las funcionalidades variarán según qué se le conceda.

Hace pocos meses, supimos que el nuevo Android M, próximo a salir, añadiría controles de permisos individuales que se ajustan a este modelo, incluyendo la opción de negar los permisos de aplicaciones individuales.

El comunicado de Spotify resulta oportuno y fue sin dudas una buena decisión, ya que la semana pasada un periodista de Forbes leyó las nuevas condiciones y tildó de “escalofriante” la recolección de datos de Spotify; como consecuencia, mientras otros medios replicaban la noticia y debatían los excesivos permisos de la app, se generó mucha polémica en torno a las garantías de privacidad que esta podría ofrecer.

Por lo tanto, la reacción de Daniel Ek al publicar esta aclaración viene a calmar un poco las aguas para que todos aquellos que no se sientan tan cómodos proporcionando cierta información, sepan que pueden decidir resguardarla. Ahora bien, ¿cuál es exactamente?

La información en cuestión: ¿qué es lo que quiere saber Spotify?

Estos son los permisos que generaron revuelo, sobre todo si pensamos a Spotify como un mero reproductor de música:

  • Fotos
  • Localización
  • Voz
  • Contactos
  • Y por supuesto, compartir todo esto con terceros

Spotify considera pertinente poder acceder a esta información porque, dice, le permitirá crear imágenes personalizadas para listas de canciones, hacer recomendaciones musicales específicas (por ejemplo, según dónde viva el usuario o qué lugares frecuenta a determinados horarios), habilitar el manejo y navegación sin manos a través de la voz, y compartir contenido con amigos.

Respecto al último punto, no es ninguna novedad que, como cualquier app, Spotify necesita del apoyo de anunciantes y socios comerciales que “ayudan con esfuerzos de marketing y publicidad”; sin embargo, destaca que la información que comparte con ellos no permite identificar al usuario.

Todas estas aclaraciones serán, en buena medida, añadidas a la nueva política de privacidad de Spotify para que no se preste más lugar a confusión. Mientras tanto, y para casos futuros, recuerden que tienen a disposición la herramienta Terms of Service; Didn’t Read que lee y analiza por ustedes los permisos y condiciones de los programas.

Sigue leyendo: ¿Con qué permisos de aplicaciones deberías tener cuidado?

Créditos imagen: ©Scott Beale/Flickr

Autor , ESET

Síguenos