Una ambigua actualización de Windows 10 simplemente “mejora la funcionalidad”

Desde que lanzó la plataforma a nivel global el mes pasado, Microsoft publicó dos actualizaciones acumulativas para Windows 10. La más reciente, del 14 de agosto, no ofrece muchos detalles en términos del impacto que representa para los usuarios.

“Las actualizaciones de Windows 10 son acumulativas. Por lo tanto, este paquete contiene todos los parches emitidos anteriormente. Si tienes actualizaciones anteriores instaladas, solo los nuevos parches que contiene este paquete serán descargados e instalados en tu computadora”, explica Microsoft. Y esta ambigüedad ha sido cuestionada por comentadores y sitios de noticias; por ejemplo, The Register señala lo silenciosa que se mantiene la compañía respecto a este asunto.

A decir verdad, prácticamente cada vez que un proveedor lanza una nueva actualización es porque ha habido una falla o encontró algo que corregir, y generalmente, nos enteramos de qué es. Pero este no es el caso: solo sabemos que hay una nueva actualización de Windows 10, y que contiene a la anterior lanzada unos días antes.

Si bien esta da una idea general de las razones detrás del parche (mejorar la funcionalidad y solucionar vulnerabilidades de seguridad) las modificaciones más recientes no fueron detalladas. Cuando The Register presionó a Microsoft para que diera una explicación, solo dijo que se darían detalles cuando hubiera actualizaciones notables a la plataforma.

“Como hemos hecho en el pasado, publicamos artículos en la base de conocimiento pertinentes a la mayoría de las actualizaciones que entregaremos con Windows as a Service”, dijo un vocero al portal de noticias. “Dependiendo en la significación de la actualización y si está trayendo nuevas funcionalidades a los clientes de Windows, podemos elegir hacer una promoción adicional de nuevas características cuando las implementamos”.

Pero que una nueva actualización se lance tan pronto después de la anterior sugiere que el parche inicial no era tan exhaustivo como debería haberlo sido o que se pasaron por alto problemas técnicos o vulnerabilidades en Windows 10.

Sin embargo, la nueva versión de la plataforma ha sido bien recibida, pero dado que representa una separación significativa respecto a las prácticas de antes (Windows as a Service, por ejemplo) también ha habido mucha discusión en lo que respecta a seguridad y privacidad. De todas formas, es innegable que ambas forman parte de las preocupaciones principales de la compañía.

Como el investigador de ESET Aryeh Goretsky recientemente señaló: “Microsoft ha estado a la cabeza de la lucha por la privacidad de los usuarios, no solo porque sabe que la gente no va a usar sus productos y servicios si no tiene privacidad, sino porque es lo correcto”.

Goretsky concluyó: “Siempre y cuando Microsoft sea capaz de luchar esa batalla, los usuarios de sus productos tendrían que estar seguros”.

Autor , ESET

Síguenos