5 niños genio con un futuro en la ciberseguridad

Hay una gran escasez de profesionales capacitados en seguridad de la información, una industria que pide a gritos nuevos talentos. Los cinco niños-genio que mencionamos a continuación podrían llegar a ser el futuro de este campo; siempre y cuando, por supuesto, que elijan el bien por sobre el mal.

Reuben Paul

La mayoría de los niños de nueve años de edad pasan el tiempo jugando con dinosaurios, coches de juguete o a algún juego de pelota. Pero Reuben Paul no: a esta altura ya es un renombrado hacker ético y CEO.

Reuben, estudiante de la escuela de ciencias Harmony School of Science de Austin, Texas, el año pasado llamó la atención de los medios de comunicación tras demostrar cómo los hackers podrían llegar a robar contactos, registros de llamadas y mensajes de un smartphone con Android, en apenas 15 minutos.

Durante una conferencia de seguridad organizada por B-Sides, Reuben demostró cómo se podría llevar a cabo el ataque y explicó que los usuarios de Android deben tener cuidado con las aplicaciones que descargan.

“Si un niño puede hacerlo, entonces un hacker con más experiencia también… lo único que quiero es que todos sean conscientes [y] tengan más cuidado cuando descargan juegos y cosas por el estilo”, dijo a Fox News aquella vez.

Por si eso no fuera suficiente, Reuben también es CEO de Prudent Games, un sitio que trata de enseñarle a la gente acerca de las amenazas de seguridad a través de una serie de aplicaciones educativas.

Betsy Davies

A principios de este año, la niña británica Betsy Davies provocó un revuelo cuando demostró lo insegura que es la Wi-Fi abierta, y lo hizo con solo siete años de edad.

En un experimento llevado a cabo por Channel 5 News y patrocinado por Hidemyass.com, un proveedor de redes privadas virtuales (VPN), Betsy hackeó la Wi-Fi abierta para robar el tráfico de un miembro voluntario del público.

En la demostración, Betsy primero buscó y luego miró el vídeo de un tutorial disponible gratuitamente en YouTube sobre cómo hackear una red. A continuación, la alumna creó un punto de acceso Rogue, a menudo utilizado por los hackers para llevar a cabo ataques Man-in-the-Middle (MiTM) dirigidos a internautas excesivamente confiados, para ver o interceptar el tráfico web.

Efectivamente, al ubicarse entre la red Wi-Fi legítima y el equipo portátil del cliente, la estudiante londinense logró infectar la red pública en poco menos de 11 minutos.

Kristoffer Von Hassel

Es posible que un niño promedio de cinco años de edad sea capaz de jugar a algún juego de Microsoft Xbox, o incluso desenvolverse en el sistema operativo de la consola. Pero un niño de cinco años de edad que además pueda encontrar una vulnerabilidad de seguridad en el sistema es una rareza.

Ese fue el caso de Kristoffer Von Hassel, que se las arregló a escondidas para eludir la pantalla de autenticación de Xbox Live y así acceder a juegos que se suponía que no debía ver.

Como informaron la BBC News y otras agencias de noticias en su momento, el joven no robó ninguna contraseña. Por el contrario, cuando apareció la pantalla de verificación de la contraseña, simplemente tocó la barra espaciadora varias veces y pulsó Enter para entrar en la cuenta de su padre. Esto le permitió acceder a juegos y todo lo demás en la Xbox, incluyendo el contenido de YouTube restringido para su edad.

Su padre, Robert Davies, informó el error a Microsoft, que rápidamente lo arregló, y recompensó a Kristoffer con USD 50, un año de suscripción a Xbox Live y cuatro juegos.

Algunos insistieron en que el niño de cinco años (que ahora se conoce como el hacker más joven del mundo e incluso tiene su propia página en la Wikipedia) no lo hizo solo. Sin embargo, puede ser que haya salido a su padre, ya que Davies es un ingeniero de seguridad en la sede de San Diego de ServiceNow, una compañía de servicios de TI en la nube para empresas.

Davies explicó que su hijo ya dominaba una serie de otros hacks a la edad de cinco años, incluyendo la capacidad de pasar los bloqueos de pantalla de los smartphones.

Canadiense sin nombre

Un niño de quinto grado lanzó una serie de ataques de denegación de servicio (DoS), falsificación y modificación para dañar sitios Web del gobierno canadiense, entre otros, durante las protestas estudiantiles de Quebec en 2012, incluso llegó a pasar los datos robados de las infracciones a la red Anonymous a cambio de juegos de vídeo.

El niño del cual no se da el nombre, de Montreal, que tenía 12 años en ese entonces, más tarde se declaró culpable de tres incidentes separados que culminaron en el cierre de varios sitios gubernamentales, incluido del Instituto de Salud Pública de Quebec y el gobierno chileno.

Algunos sitios permanecieron fuera de servicio hasta por dos días, y las autoridades locales estimaron que el niño, que al parecer era hacker desde los nueve años, ocasionó una pérdida de 60.000 dólares por daños y perjuicios.

CyFi

Hace casi tres años, una investigadora de seguridad de 10 años de edad, que actúa bajo el seudónimo “CyFi”, se dio a conocer tras revelar un exploit 0-day en juegos de iOS y Android.

La colegiala, que reside en California, encontró la falla en enero de 2011, después de que “empezara a aburrirse” con la lentitud de los juegos de estilo granja y, luego de revelarlo en DEF CON 19, le dijo a CNET: “Era difícil avanzar en el juego, ya que necesitaba mucho tiempo para que las cosas crecieran. Así que pensé, ‘¿Por qué simplemente no cambio la hora?’ ”

La mayoría de los juegos en los que descubrió la falla tienen características basadas en el tiempo. Por ejemplo, la siembra de maíz podría tomar 10 horas de la vida real para madurar en el juego. Al avanzar manualmente el reloj del teléfono o la tableta, obligaba al juego a avanzar más de lo que realmente debía y generaba la falla.

CyFi dijo que, si bien muchos juegos están diseñados para detectar y bloquear esta manipulación, todavía hay formas de lograrlo, como desconectar el teléfono de la Wi-Fi y hacer ajustes de reloj incrementales.

Sin embargo, en el futuro es posible que haya varias ofertas de trabajo para CyFi, cuya verdadera identidad está protegida. A los 10 años de edad, ya era una artista consumada tras dar un discurso improvisado de 10 minutos frente a 1.000 personas en el Museo de Arte Moderno de San Francisco. También era una Girl Scout y una esquiadora alpina de descenso de nivel estatal.

Autor , ESET

Síguenos