Cambios en las políticas de ICANN generan preocupaciones sobre privacidad

ICANN, la autoridad de nombres de Internet, ha disgustado a los defensores de la privacidad luego de que un nuevo documento marcara cambios en la forma en que los servicios de proxy pueden operar.

Estos cambios (se puede acceder al documento PDF completo) fueron propuestos por un grupo de la Organización de Apoyo para Nombres Genéricos de ICANN, y esencialmente significan que quienes soliciten registros para sitios web dedicados al comercio activo ya no podrán proteger su información personal usando un servicio de proxy. De esta forma, los dueños de dominios deberán revelar su identidad y dirección si quieren mantener un sitio comercial.

Los servicios de proxy actúan como intermediarios, impidiendo que información personal de contacto del dueño de un dominio aparezca públicamente en Internet. Sitios que cubren contenido confidencial, polémico, político, por ejemplo, o simplemente los propietarios de sitios que desean mantener su privacidad personal, los usan ampliamente porque reemplazan sus detalles con los de la compañía proveedora de proxy, para que puedan proteger su identidad.

Sin embargo, un grupo de empresas incluyendo a Facebook y a la compañía de protección de marcas MarkMonitor, creen que la situación se debe cambiar para “evitar la actividad maliciosa” y que las reglas de nombres de dominio estén acordes al “derecho y la política global ” -aunque esto es muy polémico.

The Register reporta que algunos de los otros miembros del grupo, que desarrollaron la propuesta, señalan que “las unidades de recaudación de fondos y de miembros se realizan a menudo por los mismos grupos y organizaciones que buscan el registro de privacidad/proxy para la protección, incluidos los grupos políticos minoritarios, organizaciones religiosas minoritarias, grupos étnicos , organizaciones comprometidas con el cambio de las políticas raciales, grupos de orientación de género, y publicaciones dedicadas a la libertad de expresión”.

“A pesar de que el grupo de trabajo acordó que el mero hecho de que un nombre de dominio sea registrado por una entidad comercial o por cualquier persona realizando actividad comercial no debe impedir el uso de los servicios de P / P, hubo desacuerdo sobre si a los nombres de dominio que se utilizan activamente para las transacciones comerciales (por ejemplo, la venta o intercambio de bienes o servicios) se les debe prohibir el uso de los servicios de P / P. Aunque la mayoría de los miembros del grupo no creían que tal prohibición sea necesaria o práctica, algunos miembros consideraron que los solicitantes de registro de tales nombres de dominio no deben ser capaces de utilizar o seguir utilizando los servicios de P / P”, continuó el informe del grupo.

El período de 60 días para hacer comentarios termina el 7 de julio, y ya hay miles de comentarios en contra de los cambios -a pesar de que normalmente se registran apenas 10 respuestas en cada caso.

Autor , ESET

Síguenos