Cómo proteger a los niños online (sin espiarlos todo el día)

Hoy en día, los niños entran en contacto con Internet a una edad muy temprana: una encuesta realizada este año en un sitio para padres indicó que uno de cada ocho niños usan la web antes de los dos años.

Sin embargo, el rol de los padres modernos no es convertirse en la “policía de Internet”; es educar a sus hijos y asegurar que obtengan lo mejor de la tecnología, sin exponerlos a contenido inapropiado o a otros peligros online.

La solución ESET Smart Security ofrece una protección insuperable ante contenido inadecuado; de todas formas, también puedes seguir estos simples 10 pasos para asegurar que la relación de los niños con Internet sea sana y feliz.

1. No prohíbas que los niños usen la tecnología

Pase lo que pase, los niños usarán Internet, y lo mejor para ellos es aprenderlo de ti. Es algo que debes enseñarles antes de la edad escolar.

David Harley, Investigador Senior de ESET, opina que la clave está en una “introducción gentil y guiada”. Explica: “Aunque no soy partidario de darles a los bebés un acceso inmediato e ilimitado al mundo cibernético, es conveniente tratar de lograr una introducción gentil y guiada, motivándolos a probar cosas nuevas, a hacer preguntas y a entablar un diálogo constructivo: ‘Acá dice que… ¿te parece que es cierto?’ Entonces, ¿debes enseñarles a tus niños a ser paranoicos? Por supuesto que no: ya son demasiadas las personas a quienes les aterroriza usar una computadora”.

2. Ten cuidado con las cámaras web

Si tu PC tiene una cámara web incorporada, sé extra precavido: se sabe que los ciberdelincuentes usan un malware llamado R.A.T. (herramienta de acceso remoto, por sus siglas en inglés) para espiar a sus víctimas a través de las cámaras. A los criminales que venden este tipo de acceso a los hogares se los conoce como “ratters“.

Si es posible, deshabilita o desconecta las cámaras web de las computadoras que usan los niños (o pega un pedacito de cinta sobre el lente) y asegúrate de tener actualizado tu programa antivirus. En una publicación donde se detallan las capacidades de las Herramientas de acceso remoto (R.A.T.), el experto en seguridad de ESET Stephen Cobb escribió: “¿Cuán seria puede ser una infección de software malicioso estos días? Respuesta corta: muy seria. La Herramienta de acceso remoto (R.A.T.) es una de las categorías más populares de software para actividades ilegales que utilizan los ciberdelincuentes de hoy”.

3. Habla abiertamente con los niños sobre el acoso cibernético

Por más increíble que parezca, el acoso cibernético es algo muy común, por lo que deberías asegurarte de que tus hijos acudan a ti cuando tengan problemas en vez de ocultarlos. Explícales lo común que es y asegúrate de que nunca le respondan a un acosador en línea.

Como ocurre cuando se responde al remitente de un mensaje de spam, le estamos dando al acosador la señal de que el objetivo de su ataque “está allí”. En cambio, los niños deben guardar o imprimir los mensajes, bloquear remitentes cuando puedan y contártelo.

4. Conoce qué dispositivos se conectan

Los juegos en línea suelen estar repletos de lenguaje obsceno y abusivo, y los dispositivos como las consolas de juegos pueden traer incorporados navegadores web. Asegúrate de saber cuáles son los aparatos que usan tus hijos que pueden conectarse a Internet (la mayoría de las consolas de juegos, por ejemplo). Xbox y Nintendo DS incluyen controles parentales, que bloquean el acceso de los niños a contenido inapropiado. Úsalos -muchos padres no lo hacen.

Una investigación que llevó a cabo el regulador de telecomunicaciones de Reino Unido Ofcom indicó que solo 16% de los padres instalarían controles para consolas de juegos, en comparación con 31% para teléfonos móviles y 46% para PC, laptops o notebooks.

5. Conviértete en amigo de tus hijos

Donde puedas (siempre y cuando no resulte inapropiado), hazte amigo de tus hijos en las redes sociales. Si quieres puedes crear un perfil en blanco para tener un espacio en Facebook que puedas usar para conversaciones de adultos, pero ser amigo de tus hijos online te resultará invaluable.

En el servicio de mensajería BBM de BlackBerry, por ejemplo, es bueno mantenerse informado de las personas con las que hablan tus hijos; y en Facebook, el hecho de que estés presente les ayuda a recordar que deben comportarse adecuadamente.

6. Aprende a usar los controles integrados

Muchos dispositivos cuentan con controles ya incorporados que pueden ayudarte a proteger a los niños ante contenido para adultos.

El sistema operativo iOS de Apple para iPhone, iPod touch e iPad contiene una gama de opciones de configuración que permiten restringir el acceso según la edad, incluyendo la capacidad de bloquear las compras integradas de las aplicaciones móviles, lo que evita llevarse una sorpresa cuando llega la factura telefónica si los niños compraron elementos adicionales para sus juegos.

Windows 8 para PC también mejoró los controles de seguridad parentales (visita la sección Seguridad familiar). Permite monitorear el uso de Internet y crear informes semanales sobre las páginas visitadas.

7. No dejes que se arreglen solos

Lo peor que puedes hacer como padre es asumir que tus hijos son más hábiles con la tecnología que tú y que no vas a poder seguirles el paso. David Harley, Investigador Senior de ESET, dice: “No se trata de ser la fuente de todo conocimiento; aprenderán mucho más si, cuando surge un problema, lo analizan juntos. Incluso ahora, muchos padres siguen contentándose con asumir que sus hijos (incluso a una edad temprana) son más competentes con las computadoras y el software que ellos mismos”.

Sin embargo, tu experiencia aquí es importante: “Por más que esto a veces sea cierto, como adulto estás mucho mejor equipado para aplicar tu experiencia de lidiar con los aspectos menos agradables de la vida general a la vida online. No confundas el conocimiento técnico con poder hacer frente a los problemas”.

8. Crea cuentas de usuario separadas para tus hijos

Aunque puede ser tentador crear una sola cuenta de usuario de Windows para toda la familia, si cada uno tiene su propia cuenta, es más fácil hacer un seguimiento de cuándo y cómo cada miembro usa la computadora. Además, si tienes más de un hijo, esto te permitirá personalizar el nivel de protección que cada uno pueda necesitar.

9. Controla qué navegadores usan los niños

Muchos adolescentes les mienten a sus padres sobre lo que hacen online, por lo que debes vigilar los navegadores “adicionales” instalados en la PC. Una verificación periódica de los programas instalados te permitirá ver si se agregó alguno nuevo.

Si tus hijos están usando un navegador “secreto” o están borrando el historial de navegación, no es que sea automáticamente incriminatorio, pero es algo que deben discutir juntos.

10. Bloquea los sitios ofensivos

Elige un software de seguridad que te permita bloquear los sitios web ofensivos en forma personalizada (por ejemplo, sin bloquear noticias que los niños puedan necesitar para un proyecto escolar).

ESET Smart Security, por ejemplo, te permite bloquear 20 categorías de sitios web, además de personalizar el nivel de bloqueo de acuerdo a la edad de los niños. El software está protegido por una contraseña para que los niños no puedan modificar la configuración ni desinstalar el programa sin tu permiso.

seguridad_padres_academiaeset

Autor , ESET

Síguenos