Cómo proteger a nuestros niños de los acosadores online

Internet es una amplia fuente de información para todos y, naturalmente, algunas personas la usan para el bien y otras para el mal, acosando sexualmente a menores o practicando grooming. ¿Qué cosas puede hacer uno como padre, docente o adulto responsable para proteger a los niños ante los pedófilos o el pedido de sexo online?

Este artículo no pretende ser una guía exhaustiva, sino el inicio de una conversación donde podamos intercambiar comentarios e información.

Hace poco, escribí sobre la privacidad y los sobrevivientes de violencia doméstica, y una de las cosas que más me impactaron fue que mis consejos estaban sumamente desactualizados. Por ejemplo, a esta altura ya no sé si es útil o no explicarle a la gente cómo interactuar en forma segura en salas de chat de AOL. Asimismo, gran parte de la información para proteger a los niños de los pedófilos online pertenece a otra era de Internet, antes de que lleváramos en nuestros bolsillos dispositivos con Internet, GPS y funcionalidades de audio y video de alta definición.

Al buscar estadísticas sobre este tema (que no correspondieran a otra época), descubrí que los pedófilos online suelen extraer muchísima información de los sitios de redes sociales:

  • En el 82% de los delitos sexuales online cometidos contra menores, el agresor utilizó los sitios de redes sociales de la víctima para obtener información sobre sus gustos.
  • 65% de los agresores sexuales online utilizaban el sitio de redes sociales de la víctima para obtener información sobre el domicilio personal y de la escuela de la víctima (InternetSafety101.org)

Pero el medio específico por el cual extraen información no es tan importante como el hecho de que los niños comparten información con extraños. A pesar de ser algo tan imprudente, sigue siendo un hecho demasiado común, y es posible que los pedófilos busquen niños con conductas que intentan atraer la atención para conectarse con los demás.

Lamentablemente, estos niños que necesitan encontrar una conexión con alguien no suelen tener a un adulto interesado a quien recurrir para contarle sobre un acoso. Por otro lado, quizá ni siquiera deseen informar lo que ocurre, ya que puede gustarles recibir esta atención y es posible que sean ingenuos con respecto a la naturaleza de dicha atención.

Qué es el pedido de sexo online

La siguiente lista de Microsoft describe las acciones que llevan a cabo los pedófilos online:

  • Encontrar niños a través de redes sociales, blogs, salas de chat, mensajería instantánea, correo electrónico, foros y otros sitios web
  • Seducir a sus objetivos por medio de la atención, el afecto, la bondad e incluso haciéndoles regalos
  • Conocer las últimas novedades de la música y los pasatiempos que les puedan interesar a los niños
  • Escuchar sus problemas y compadecerse de ellos
  • Tratar de reducir la inhibición de los jóvenes incorporando gradualmente contenido sexual a sus conversaciones o mostrándoles material sexual explícito
  • También pueden hacer una evaluación de los niños que conocen online para un contacto futuro cara a cara

Fuera de contexto, al principio parecería tratarse de un comportamiento amistoso. Pero al seguir leyendo, se va notando claramente su naturaleza malintencionada. En esencia, esta conducta es Ingeniería Social a largo plazo, dado que su intención es dañina. El acoso sexual online ataca a personas inocentes y confiadas para obtener algo que, de otra forma, no darían con tanta facilidad.

Protección de los niños online y offline

Los consejos para reducir el riesgo de que los niños se conviertan en víctimas suelen basarse en monitorear y controlar su acceso a Internet de una manera que sea apropiada para su edad. Pero como lo indica este artículo de la Fundación de Policías de San Diego, no todos los casos de pedido de sexo ocurren online, por lo tanto se necesita hacer algo más para ayudar a los niños a reconocer los indicios.

Es esencial asegurarse de que conozcan desde una edad temprana qué clase de información pueden compartir con los demás, incluso con las personas que parecerían ser amigos (lo que los pedófilos pretenden ser).

Establece reglas que determinen cuándo está bien:

  • Mandar o publicar fotografías
  • Dar información de contacto o personal de ellos mismos o de los demás miembros de la familia

Explícales a los niños que lo mejor es:

  • Hacer sociales online solo con niños que conocen en la vida real
  • Evitar tener discusiones personales con extraños online, en especial cuando se trate de conversaciones sobre sexo, violencia y actividades ilegales

A medida que los niños van creciendo y comienzan a participar en sitios de redes sociales, es posible que quieran encontrarse en persona con alguien a quien hayan conocido en línea. Es importante que el padre o tutor acompañe al adolescente cada vez que se encuentre con alguien por primera vez, de modo que pueda determinar si la situación es segura y apropiada para la edad.

La idea de establecer reglas no es generarle al niño miedo de conocer a extraños, sino crearles la costumbre de analizar las comunicaciones con un sentimiento genuino de autoestima. Hay un dicho popular en la industria de la seguridad que dice: “Confía, pero verifica”. Significa que no hay que confiar ciegamente en lo que el otro dice, sino que es necesario hacer una investigación adicional para determinar si la comunicación es confiable.

Preocupación parental vs. independencia

Ser un buen padre (o tutor) significa encontrar el equilibrio entre darles a los niños las herramientas para que se conviertan en adultos independientes y pasar el tiempo suficiente con ellos para que se sientan amados y protegidos. Cuando son pequeños, el padre puede inclinarse a ser sobreprotector sin mayores problemas, hasta que comprendan e internalicen las razones detrás de las reglas. Los adultos también son víctimas de estafas y fraudes, por lo que aprender a evitarlos y a proteger su privacidad les servirá durante toda la vida.

Quizá lo más importante que puede hacer un padre para proteger a los niños de los pedófilos online es tener una buena relación y mantener una comunicación abierta. La Ingeniería Social se basa en crear una fuerte sensación ya sea de miedo o de confianza. Si un niño siente que puede hablar de sus experiencias con un adulto de confianza, sin temor a que lo castiguen o juzguen, será posible verificar si las comunicaciones online cuestionables son estafas o pedidos de sexo.

Es importante recordar que incluso cuando un niño responde positivamente a un pedófilo online, sigue siendo una víctima, de la misma forma en que cualquiera que se haya creído una estafa es una víctima.

Comunicación y curiosidad

El FBI suministra una guía para padres, que incluye una gran cantidad de información adicional para que aprendan a reconocer si su hijo puede correr el riesgo de que lo acose un pedófilo online y qué pueden hacer ante una sospecha concreta. También proporcionan la siguiente lista de consejos para mejorar la comunicación con los niños acerca de sus actividades online:

  • Hable con su hijo acerca de la victimización sexual y el peligro potencial online
  • Pase tiempo con su hijo y pídale que le cuente sobre sus destinos favoritos en la web
  • Mantenga la computadora en una habitación de uso familiar de la casa, no en la habitación de su hijo. Es mucho más difícil para el agresor sexual comunicarse con un niño si los padres u otros miembros de la familia pueden ver la pantalla de la computadora

La idea general no es acusar a los niños ni asustarlos por los peligros que puedan llegar a correr. Si te acercas a las actividades de tu hijo desde la curiosidad y el interés, como también recomendamos en nuestra propia Guía para Padres, podrás detectar un problema antes de que se convierta en algo verdaderamente peligroso.

Los niños son curiosos por naturaleza, e Internet puede ser un lugar grandioso para aprender e investigar, siempre y cuando tengan límites razonables que les sirvan de guía. Con la orientación adecuada de un mayor, tendrán la suficiente confianza como para protegerse en todas sus actividades online y offline.

seguridad_padres_academiaeset

Autor , ESET

Síguenos