5 videojuegos de hacking que elevan la seguridad a niveles sensacionales

Ya hemos discutido en profundidad qué es un hacker y por qué no es un pirata informático, y aclarada la diferencia, podemos decir que el hacking “de la vida real” siempre ha generado escenarios atractivos para los gamers. Aquí hay cinco videojuegos de hacking que elevan la seguridad a niveles sensacionales.

1. Uplink (2002)

nakatomi1

El resumen: juegas como un hacker, reclutado por la sombría Uplink Corporation en el futuro lejano de… 2010, para acceder a cuentas de compañías de su competencia, así como a otras de numerosos blancos.

El truco: es bien completo, el único juego dedicado exclusivamente de esta lista. Uplink es uno de los más realistas que se ha hecho: requiere que agregues hardware y software a tus capacidades de hacking, incluyendo descargar programas de diccionario y otros para analizar voces (todo dentro del juego, claro).

La mejor parte: nivelarte y ver cómo tu reputación de hacker buscado sube en sitios de noticias ficticios, mientras equipas tu servidor con más mecanismos de defensa y disfrutas de tensas misiones de persecusión antes de que tus actividades puedan ser rastreadas.

2. Deus Ex: Human Revolution (2011)

medium_image

El resumen: es el año 2027, y eres Adam Jensen, un encargado de seguridad mejorado cibernéticamente en una corporación multinacional de biotecnología. Envuelto en una conspiración terrorista, entras en un gran mundo de sigilo, hacking, combate y escapadas.

El truco: aunque técnicamente es solo un cuarto de las habilidades del personaje, hackear el entorno es sustancial a lo largo de todo el juego. La idea es que el combate y la confrontación se reemplacen con el hallazgo de caminos alternativos, asistido por la capacidad de tomar el control de sistemas informáticos, representados en el juego a través de mini-juegos cada vez más complejos.

La mejor parte: la cantidad de misiones secundarias disponibles.

3. Watch Dogs (2014)

watch_dogs_ss6_99860

El resumen: eres Aiden Pearce, un hacker de sombrero gris que busca venganza luego del accidente mortal de su sobrina. La acción tiene lugar en un entorno abierto, basado en una visión futurista de Chicago, Illinois, donde todo está conectado bajo un sistema central de computadoras -que nos hace pensar si realmente es posible controlar una ciudad desde un smartphone.

El truco: Pearce tiene la capacidad de tomar el control de prácticamente cualquier dispositivo a su alrededor -la Internet de las Cosas en forma de juego- incluyendo cámaras CCTV, smartphones y vehículos. Hacerlo es esencial en el juego y una parte integral, pero también ofrece enormes posibilidades para descubrir cosas.

La mejor parte: poder hackear los sistemas de seguridad de la ciudad para altertarte de posibles crímenes, y decidir cómo vas a intervenir. Tu reputación de villano o vigilante está en juego.

4. Enter the Matrix (2003)

screenshots12

El resumen: tomas control de dos de los personajes menores de las películas, Niobe o Ghost, en un juego de acción en tercera persona con cantidades predecibles de disparos.

El truco: el juego recibió críticas positivas y negativas, con la excepción casi universal de sus secciones de hacking. Los jugadores pueden entrar a una réplica de una pantalla de línea de comandos (en negro y verde, naturalmente) desde el menú principal, que permite el control limitado de elementos del juego.

La mejor parte: tras entender laboriosamente cómo funciona la interfaz de hacking, es posible desbloquear una rutina de entrenamiento para peleas de espada -y, ¿quién puede decir que Matrix no hubiera sido mejor con más espadas?

5. Hack ‘n Slash (2014)

LabRuins

El resumen: acción y aventuras de punta a punta en un título similar a Legend of Zelda cerca de 1994. Juegas como Alice, explorando mazmorras, evadiendo obstáculos y derrotando enemigos. Pero hay un giro.

El truco: esta es la parte (realmente) inteligente. Alice está equipada con una espada USB que en varios momentos puede interactuar con objetos para abrir una interfaz de debugging -la misma usada por los creadores Double Fine para hacer el juego. La acción está estructurada para que realmente necesites acceder y alterar parámetros para tener éxito.

A medida que progresas, más código original se revela, y te permite tomar mayor control de las cosas. Este nivel de acceso también habilita el riesgo de que corrompas accidentalmente tu propio guardado de partida, o alteres el funcionamiento del juego. Pero no te preocupes: puedes restaurar a puntos de guardado anteriores si eso sucede.

Puede que no se sienta tan emocionante como otros juegos de la lista, pero brinda una experiencia cercana a lo que sería el hacking “en la vida real”.

La mejor parte: resolver puzzles acercándote bajo la capucha para cambiarlos, haciendo a un puente más grande, o que un ladrillo se mueva más lento. Es como The Matrix con gráficos de Gameboy.

¿Crees que nos olvidamos de algún buen juego de hackers? Dinos en los comentarios.

Autor , ESET

Síguenos