La Barbie que graba conversaciones… ¿e invade la privacidad?

En febrero, Mattel había anunciado el lanzamiento de una versión inteligente de su muñeca emblema. Hello Barbie, decían, sería capaz de interactuar con los niños que jueguen con ella, escuchando sus comentarios y preguntas y respondiéndolas gracias a una tecnología de reconocimiento de voz y una conexión Wi-Fi.

Pero a principios de marzo, defensores de la privacidad de los menores agrupados en Campaign for a Commercial-Free Childhood hicieron una petición para que se detenga la producción de la muñeca. Se mostraron preocupados por el hecho de que los audios registrados sean enviados a terceras partes y compañías asociadas a Mattel -y por lo tanto, por un posible riesgo a la privacidad de las familias. A priori podríamos pensar que la conversación de una niña con su Barbie podría no ser algo demasiado sensible, pero, ¿quién sabe?

“Si tuviera un hijo pequeño, estaría muy preocupada de que sus conversaciones íntimas con su muñeca estuvieran siendo grabadas y analizadas”, dijo Angela Campbell, profesora de la escuela de Derecho de la Universidad de Georgetown y miembro de la agrupación.

Hello Barbie se conecta a una red Wi-Fi y usa un micrófono integrado para grabar las voces de los niños (y cualquier otra conversación que tenga lugar a su alrededor) y transmitirlas a servidores en la nube. El socio de Mattel en lo que refiere a la tecnología de reconocimiento de voz es ToyTalk, quien procesa el audio con su software.

Durante la demostración en Toy Fair 2015, una representante de Mattel dijo que se usaría la información para responder al niño a través del altavoz integrado. A continuación pueden ver el video:

“En la demo de Mattel, Barbie hace varias preguntas que podrían sonsacar bastante información sobre un niño, sus intereses y su familia. Esta información podría ser de mucho valor para anunciantes”, agregó Campbell. Como vemos, la muñeca tiene algunas preguntas por defecto que va alternando con lo que parece una conversación natural, posible gracias a que recuerda las respuestas anteriores de su interlocutor.

Un poco más al extremo, la doctora Susan Linn, Directora Ejecutiva de Campaign for a Commercial-Free Childhood, sostuvo: “Los niños que usen Hello Barbie no solo están hablándole a una muñeca, le están hablando directamente a un conglomerado de juguetes cuyo único interés en ellos es financiero”.

Ahora bien, sin tanta alarma, revisemos lo que dicen las condiciones de privacidad de ToyTalk (si bien se hace referencia a fotografías, esto no aplica en Hello Barbie):

¿Cómo usa ToyTalk las grabaciones y fotografías?

Usamos grabaciones de audio y/o fotos para crear la experiencia de entretenimiento en las apps de ToyTalk. Esto incluye habilitar el reconocimiento de voz (para que podamos proveer respuestas significativas a los que usted y sus niños dicen) y archivar sesiones de juego para que las vean los niños y sus padres. Estos registros y fotos también podrían ser usados con fines de investigación y desarrollo, como mejorar la tecnología de reconocimiento de voz y los algoritmos de inteligencia artificial y crear mejores experiencias de entretenimiento.

¿Cómo se comparten las grabaciones y fotografías con terceras partes?

Compartimos las grabaciones de audio con vendors de terceras partes que nos asisten con el reconocimiento de voz. Estos vendors no tienen acceso a la información de su cuenta y han aceptado no retener copias de estos archivos de audio. Estos vendors podrían tener el permiso para usar los datos derivados y transcripciones que no contienen archivos de audio o información personal para sus propios fines de investigación y desarrollo.

Solo los dueños de cuentas podrían compartir grabaciones y fotos creadas a través de sus cuentas vía e-mail o en sitios de terceros como Facebook, YouTube y Twitter. Los niños menores de 13 años no están autorizados para poseer cuentas y por lo tanto no se les permite compartir grabaciones o fotos con terceras partes, a menos que un adulto los comparta en su nombre.

Cabe destacar, como explica The Guardian, que antes de que el juguete pueda ser usado, los padres o adultos responsables deben crear una cuenta y aceptar las políticas de privacidad. La muñeca solo escucha al niño luego de que se presione el botón para tal fin, y el audio registrado es cifrado antes de ser enviado a través de Internet.

Por tal motivo, lo necesario aquí será que los adultos, como debería ocurrir en todos los casos, acompañen a los menores en el uso de la tecnología y los instruyan en un uso responsable de la misma. Para tal fin, les será de utilidad nuestra Guía de Protección Infantil.

Independientemente del riesgo para la privacidad que conlleva aceptar ciegamente los términos y condiciones de un servicio, es sabido que la gran mayoría de los usuarios no los lee. Generalmente son extensas y en letra pequeña, pero recuerda que para ayudarte está la comunidad de usuarios de Terms of Service; Didn’t Read, que lee las condiciones de servicio por ti y las clasifica según cuán invasivas sean.

Créditos imagen: ©ChipChick

Autor , ESET

Síguenos