Mitos y realidades de la Deep Web

La Deep Web ya no es algo novedoso, de hecho, es un tema del que se viene hablando hace un par de años. Pero, en cierta forma, se ha convertido en tabú, principalmente porque solo se habla de la gran cantidad de información de tipo malicioso que se puede encontrar allí.

Antes de decir si la Deep Web es buena o mala, es importante conocer cuáles son sus características y las posibilidades que ofrece. A estas alturas, pocos desconocen que es utilizada para navegar en forma anónima -ya sea para cuidar la privacidad o para cometer ciberdelitos. Pero seguramente nos vamos a dar cuenta de que, como cualquier herramienta, el rótulo de si es algo conveniente o no va a depender en gran medida del uso que estemos dispuestos a darle.

Antes que nada, ¿qué es realmente la Deep Web?

La Deep Web no es más que la parte de Internet que no ha sido indexada por algún tipo de buscador, por lo que la única forma de llegar a este tipo de información es conociendo la dirección exacta. Las razones por las cuales alguien podría querer no indexar su información abarcan un gran abanico de posibilidades, de las cuales no todas son necesariamente ilegales. De hecho, por ejemplo para una empresa puede ser importante que la página de acceso a algún servicio web no sea conocida en Internet.

Por otra parte, las páginas que solemos visitar utilizan el protocolo http pero es importante tener presente que existen otros protocolos a través de los cuales también se puede acceder a información en Internet. Es el caso por ejemplo de FTP, que permite realizar transferencia de archivos, y aunque no está asociado a una página web, permite el acceso a información que muchas veces no está indexada en buscadores web.

Lo que podemos encontrar en la Deep Web

Seguramente cuando escuchamos hablar de la Deep Web, lo primero que se nos viene a la mente es información ilegal. Pero es importante tener claro que al haber Teras y Teras de información, se presta para que la variedad sea igualmente amplia. Si bien la cantidad y el hecho de que no sea indexada complica la intención de clasificarla, podríamos decir que en la Deep Web se encuentra gran cantidad de información de tipo multimedia, documentos, sitios web privados, sitios con restricciones de acceso por seguridad, contenido malicioso e incluso material que puede variar dependiendo del tipo de acceso, lo que se conoce como web contextual.

Ahora hay una realidad, y es que debido a los continuos escándalos relacionados con la violación a la privacidad de los datos en muchos servicios web, la posibilidad de publicar información sin que esta sea indexada se vuelve más atractiva. Por lo tanto es muy importante que como usuarios de la tecnología tengamos claro realmente en qué consiste esta parte poco accesible de la web, y que las características de anonimato que ofrece abren la puerta a que sea utiliza de forma maliciosa.

El “peligro” de navegar por la Deep Web

Antes de mencionar los peligros con los cuales nos podríamos encontrar es importante tener presente que el acceso a esta información tiene un poco de dificultad adicional para aquellos usuarios menos curiosos.  Dado que el proceso no es tan sencillo como abrir nuestro navegador web e ir a nuestro buscador favorito para encontrar lo que buscamos, la convierte en un terreno poco explorado, sin muchas regulaciones y que aloja una serie de riesgos para aquellos que no toman las precauciones necesarias.

Ya en un post estuvimos hablando de la forma en que se puede acceder a la Deep Web y como esta navegación anónima en Tor puede ser una herramienta para cuidadosos o para cibercriminales. Lo que si es claro es que como mucha de esta información no tiene un control sobre quien la puede acceder o modificar se presta para que abunde el contenido malicioso que puede afectar la seguridad de nuestra información. Pero en la medida que seamos cuidadosos en donde ingresamos y lo que descargamos teniendo una solución de seguridad podemos estar más seguros.

Además hay que tener presente que por el tipo de información ilegal que se encuentra en muchos de estos repositorios, dependiendo de nuestra ubicación geográfica su acceso puede ser un delito.

Grandes cantidades de información disponible

Pero no todo lo que se encuentra en la Deep Web tiene características maliciosas ni es es de tipo ilegal. Como mencionábamos más arriba, este gran repositorio de información poco explorado contiene gran cantidad de datos que van desde información noticiosa, foros de discusión, hemerotecas, recopilaciones de datos históricos… artículos de temas variados que fácilmente podrían ocupar estantes completos de una biblioteca.

Es muy importante conocer cuáles son las características de estos servicios. La tecnología y las herramientas existen y no las podemos desconocer y ser ajenos a su existencia pues esta actitud puede ser más peligrosa. Incluso es necesario tener en cuenta algunos consejos para proteger a los menores en la Deep Web, pues son los más curiosos al momento de explorar la tecnología y por lo tanto hay que saber cómo orientarlos en el uso adecuado.

Estamos en una época en la que tenemos facilidad de acceso a una gran cantidad de información, la forma en que la aprovechemos y el hecho que podamos disfrutar de su uso depende en gran medida de la responsabilidad con la que la manejemos.

Créditos imagen: ©Petra/Flickr

Autor , ESET

  • Saludos…

    Haces dias alguien empezo a hablar de tor, las mismas frases que se leen en varios lugares, mi unica respuesta para este alguien fue “hasta que no veas realmente lo que se mueve en algunas paginas en tor, no digas nada”.

    Y su respuesta de la mas “normal” fue… “es que quiero ver que tal es el porno ahi” O__o

    Sin mas que agregar.. gracias por el post de hoy…

Síguenos