¿Qué tienen en común un phishing y una imagen?

Recientemente hemos recibido en el Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica un phishing de un reconocido banco, al cual se accedía desde un correo en Perú. Aunque ya hemos visto casos parecidos en Argentina, España y también en Chile, este nos llamó la atención y procederemos a describirlo en detalle, porque estaba compuesto pura y exclusivamente por imágenes. Esto significa que no contenía archivos de programación HTML ni PHP; no tenía trabajo de programación web alguno, sino que sólo eran imágenes.

Antes que nada, debemos aclarar que no hay una vulnerabilidad en el sitio oficial, solo es una réplica exacta creada con imágenes y pequeños programas que se encargan de robar la información. Aquí cabe destacar que estas entidades financieras y demás servicios de Internet intentan acabar con estos sitios de estafas para proteger a los usuarios, por lo que estas campañas exceden a las empresas.

Por eso, queremos mostrarles el funcionamiento de este tipo de estafas, para que desde sus hogares puedan detectarlas sin la necesidad de conocimiento técnico.

La trampa que hoy analizamos estaba destinada a robar información de usuarios y empresas. A continuación mostramos una captura del correo que recibía la víctima:

correoBuscando en el cuerpo del mensaje llegamos a ese recuadro gris donde se encuentra el cursor, donde se encuentra el botón para acceder al enlace malicioso (por algún motivo no aparece el botón pero sí permite acceder al enlace).

Una vez que se accede a ese sitio fraudulento, la víctima se encontrará con el siguiente portal:

01
Al hacer clic en la solapa “Persona” y luego en el botón de color verde (botón llamativo a la derecha), el portal invita a la víctima a ingresar con su número de tarjeta y su clave personal. En la siguiente captura se aprecia el modo de ingreso:

03
Debemos destacar que se podía acceder ingresando cualquier número de tarjeta y cualquier contraseña, mientras que una entidad oficial verifica el número de tarjeta y comprueba la contraseña; también cabe remarcar que después de algunos intentos fallidos de ingreso, el usuario es bloqueado. Un detalle que se puede apreciar en la primer pestaña: la letra “V” de la entidad está compuesta por barra y contra barra (\/), formando una V.

Una vez dentro de la supuesta cuenta, el sitio comenzará a solicitar información personal sensible, aparte de la información bancaria, tal como se observa en la siguiente captura:

05
Como puede verse en el ejemplo, solicita número de documento o identificación, teléfono móvil, ciudad, dirección y también fecha de caducidad. Pero algo interesante para prestar atención, es el código ATM de 4 dígitos que solicita, es decir que también pide la contraseña para acceder desde un terminal (cajero automático).

Una vez completados los datos solicitados (en este caso con datos al azar), se procede a hacer clic en el botón “Continuar”, para procesar el formulario.

Como si todo esto no bastara, el sitio no posee SSL, por lo que no vemos “HTTPS” en la barra de direcciones. Esto significa que al capturar la comunicación entre el equipo de la víctima y el sitio en cuestión, se puede ver cómo toda la información viaja sin cifrar:

11
Como habrán visto, es necesario tener todos estos detalles en cuenta, los cuales bastarán para prevenir este tipo de fraudes sin tener conocimientos técnicos.

Desde el Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica les recomendamos ser precavidos con este tipo de correos electrónicos, estos enlaces suelen ser engañosos y prácticas como pasar por encima de un menú sin que cambie el cursor, sin poder acceder a estos, puede ser un gran indicio de que se está simplemente frente a una imitación de la imagen de un sitio bancario y no tiene nada que ver con el sitio oficial.

A la hora de hacer consultas u operaciones de home banking recomendamos acceder al sitio oficial a través de sitios seguros con HTTPS. Afortunadamente, en el transcurso del análisis, el sitio fue dado de baja en el servidor donde estaba alojado, por lo cual ya no afectará a más víctimas. Pero no queríamos pasarlo por alto, para que vean lo simple que es detectar una estafa a tiempo.

Créditos imagen: ©palindrome6996/Flickr
 

Autor , ESET

Síguenos