¿Buscas trabajo? Aprende cómo mejorar tu presencia en redes sociales

Tener presencia en redes sociales -y cuidar esa presencia- ya es prácticamente una necesidad para los más jóvenes, sobre todo cuando luego de la graduación, llega el momento de buscar empleo. Como parte de tu trayectoria profesional, deberías tomarte un momento para considerarlo.

Al pertenecer a la generación que creció ante equipos informáticos y junto a Internet, sin duda eres consciente de que las cosas tienden a encontrar la forma de filtrarse y volverse virales. Sin embargo, muchos de nosotros quizá consideramos que nuestras acciones no son tan notables como para recibir tanta atención y, como consecuencia, no acostumbramos a censurar mucho. Pero, ya que ahora es probable que los potenciales empleadores o instituciones educativas estén inspeccionando tu existencia en línea, es un buen momento para considerar lo que pueden encontrar cuando comiencen con la búsqueda.

Filtrado y privacidad

Como una mujer un tanto peculiar y franca que vive en una ciudad llena de gente peculiar y franca, soy la última persona que recomendaría atenuar la libertad de expresarse uno mismo. Dicho esto, es importante considerar tu público. Este sería un excelente momento para desarrollar una presencia personal y otra profesional por separado en los medios sociales, si aún no lo has hecho. Hay varias formas, ya sea mediante la configuración de filtros por grupos o de perfiles separados en caso de que esté disponible esa opción.

Es un poco complicado entrar en detalles sobre qué red social conviene usar para qué propósito, ya que las tendencias y las configuraciones de sitios específicos suelen cambiar como el viento. Ahora bien, la idea general sigue siendo la misma: tus perfiles profesionales deberían centrarse en tus logros e intereses afines y, en líneas generales, el contenido debería seleccionarse con más cuidado.

Por otro lado, tu cuenta personal puede exhibir tu personalidad en forma más plena; pero siempre recuerda que no existe el anonimato total en la web. A menos que te sientas cómodo explicando tus publicaciones a tus abuelos o a tu futuro jefe, conviene no ponerlas en Internet. La mejor manera de evitar tener que arreglar los problemas relacionados a los medios sociales, es no provocarlos en primer lugar.

A continuación incluyo unas sugerencias para que aprendas a ver lo que pueden llegar a encontrar los empleadores potenciales, en tres áreas que suelen buscar cuando te están investigando:

1. Motores de búsqueda

El primer lugar en que los empleadores suelen buscar información es en los motores de búsqueda principales, como Google o Bing. Asegúrate de hacer lo mismo: busca al menos tu nombre y tus direcciones de correo electrónico y presta atención especialmente a los vínculos en las primeras dos o tres páginas de resultados. No olvides mirar los resultados de las búsquedas en imágenes; éstos pueden ser bastante sorprendentes y, a veces, reveladores.

Si te cruzas con algún resultado que no quieres que vean los empleadores potenciales, empieza por conversar con el dueño del sitio. Si no quita el resultado ofensivo, puedes obtener ayuda directamente desde el motor de búsqueda o usar otras técnicas para que se elimine el resultado. Si tampoco lo logras, al menos tendrás la posibilidad de enterrarlo al final de los resultados de búsqueda (incrementando la cantidad de resultados positivos sobre ti).

Abine, los creadores de la herramienta DoNotTrackMe, publicaron instrucciones detalladas sobre cómo puedes conseguir ayuda en caso de que el dueño del sitio no responda. Los lectores en Europa cuentan con un recurso adicional contra los vínculos difamatorios como consecuencia de la ley reciente “Derecho al olvido”.

2. Sitios de redes sociales

Lo primero que se debe hacer con los perfiles de las redes sociales es ajustar la configuración de la privacidad. Seguramente quieras tener una parte del perfil visible donde puedas exhibir tus logros y aptitudes profesionales. Más allá de que lo hagas desde un sitio de red profesional como LinkedIn o con un perfil en un sitio más general como Facebook, Google+ o Twitter, dependerá de un número de factores, incluyendo la industria en la que buscas empleo.

Ciertas industrias están más a la expectativa de tu presencia en un sitio u otro -las redes de contactos con personas de tu industria te ayudarán a reconocer por cuál te debes inclinar. Una vez más, no olvides las redes de imágenes y vídeos, donde puedes estar compartiendo más de lo deseado.

Si eliges un sitio de contenido más general y lo usas tanto con propósito profesional como personal, necesitarás tomar más precauciones. Es importante configurar permisos individuales y grupales para tus publicaciones, pero también debes verificar la configuración de privacidad de las publicaciones de tus amigos donde estás etiquetado. Una sola publicación indebida de un amigo podría deshacer todo el trabajo que te tomaste para cultivar tu persona en línea.

Facebook, en particular, te permite ver lo que un individuo específico puede ver al visualizar tu perfil; es una buena idea controlarlo con personas de grupos diversos en forma periódica. (Cuando se escribe esta nota, la funcionalidad se encuentra en la sección Configuración de privacidad: “¿Quién puede ver mis cosas?”)

3. Comentarios en línea, en grupos de noticias y en foros

Un área que muchas personas se olvidan de tener en cuenta cuando limpian su presencia digital tiene que ver con los comentarios que dejan en diversos lugares de la web. Si tu nombre o dirección de correo electrónico están asociados con comentarios en cualquier tipo de sitio de acceso público, incluyendo grupos de noticias y foros, deberías verificar si hay algo visible que te pueda desprestigiar (por ejemplo, ese comentario extremo que dijiste aquella vez que publicaste una queja a altas horas de la noche).

Quitar comentarios o publicaciones no deseadas puede resultar más difícil que quitar vínculos de un motor de búsqueda, pero la idea sigue siendo la misma: primero ponte en contacto con el dueño del sitio y, si no funciona y aún deseas conseguir tu objetivo, prepárate para iniciar acciones legales.

Acentúa lo positivo

A menos que nos quedemos demasiado atorados en los aspectos negativos de nuestra presencia en línea, también podemos crear impresiones positivas en las áreas de interés. Una buena manera de destacarse frente a empleadores potenciales, cuando estás inmerso en un mar de postulantes cualificados, es asegurarte de que tu presencia en línea incluya una gran cantidad de ejemplos sobre tus habilidades y conocimientos. Éstos deberían incluir tu propia descripción de tus habilidades, junto con recomendaciones de otros, pero también es importante dejar que tus acciones hablen por ti.

Asegúrate de que haya muchos vínculos disponibles para los motores de búsqueda que ayudan a crear una imagen profesional y favorecedora de ti, incluyendo publicaciones en blogs, tweets u otras creaciones, junto con comentarios en grupos de noticias o foros de tu industria. De esta forma, incluso si tu persona en línea tiene algún que otro defecto, puedes minimizarlos mostrándoles a los demás por qué serías un empleado valioso.

Traducción del post de Lysa Myers en We Live Security.

Autor , ESET

Síguenos