Mark Zuckerberg y Ashton Kutcher invierten 40 millones en Inteligencia Artificial

Mark Zuckerberg, Elon Musk (fundador de Paypal) y Ashton Kutcher han invertido 40 millones de dólares en Vicarious, una start-up de Inteligencia Artificial que ya ha despertado el interés de la comunidad de la seguridad al “romper” los códigos CAPTCHA utilizados para diferenciar software que se quiere hacer pasar por humanos.

La revista Wired reporta que la compañía apunta a crear un sistema que pueda imitar algunas de las funciones del neocortex del cerebro humano, un área dedicada al razonamiento espacial y al procesamiento de lenguaje de alto nivel.

Una aplicación de ese software, Vicarious AI, logra un porcentaje de éxito de hasta el 90% frente a CAPTCHAs utilizados por Google, Yahoo y Paypal, y fue demostrado en un video publicado el año pasado por la empresa. El software está orientado al aprendizaje más que a la enorme capacidad de procesamiento de información.

Wired también destaca que probablemente nunca sea posible simular un cerebro humano entero, ni tampoco el neocortex completo, pero si una máquina es capaz de imitar aunque sea una fracción de las funciones del neocortex, eso cambiaría la historia de la humanidad. Scott Phonenix, co fundador de Vicarious, le describió el software al Wall Street Journal como “una computadora que piensa como una persona. Excepto que no tiene que comer ni dormir.”

Vicarious trabaja bajo condiciones extremas de secreto y tal como afirma el Wall Street Journal, no ha revelado su dirección por temor a sufrir espionaje corporativo, por lo que la aplicación particuar a la cual se estará orientando el software es aún un misterio. De todos modos, el reconocimiento de imagenes parece ser el centro de su negocio. Phoenix dijo que uno de los problemas que Vicarious apunta a solucionar es a formar un idea completa de imagenes, incluyendo la textura, dando el ejemplo de que las computadoras son capaces de reconocer las palabras “hielo” y “mesa” pero no “mesa hecha de hielo“. La capacidad de automatizar tales tareas puede tener significativas implicaciones para la privacidad y la seguridad.

La inversión de Mark Zuckerberg fue realizada con fondos personales, en lugar de utilizar dinero de Facebook (a pesar que Facebook posee un programa de Inteligencia Artificial que está alcanzando niveles de performance “cercanos a lo humano” en lo que se refiere a reconocimiento facial).

Pero las computadoras capaces de reconocer imagenes en un modo “humano” podrían, por ejemplo, quebrar medidas de seguridad tales como las contraseñas de imagenes de Windows 8. Algunos investigadores de seguridad afirman que ya son vulnerables, debido a patrones reconocibles a partir de los cuales los usuarios eligen puntos de interés. Algunos bancos emplean sistemas en los cuales los usuarios deben asociar una frase con una imagen, algo que podría entrar en desuso si una máquina fuera capaz de reconocer imagenes.

La empresa Vicarious dijo “los CAPTCHAs basados en texto no son más efectivos que un test de Turing”. Por su parte, Luis Von Ahn, parte del equipo que creó los CAPTCHA, le dijo a la BBC que es difícil verificar los resultados del software, y que si lo que afirma Vicarious es cierto, los sitios web simplemente deberán incrementar la distorsión utilizada en las imagenes de CAPTCHA.

Scott Phoenix afirmó “Sistemas recientes de Inteligencia Artificial, tales como Watson de IBM y otro tipo de redes dependen de la fuerza bruta: conectar enormes capacidades de procesamiento a grandes cantidades de información. Esta es la primera vez que el distintivo acto de percepción humano ha sido logrado, y el mismo utiliza relativamente poca cantidad de información y procesamiento de datos. Los algoritmos de Vicarious han alcanzado altos niveles de efectividad y eficiencia más cercanos que los de un cerebro humano.”

El Dr. Dileep George, otro co fundador de Vicarious, afirmó: “Entender cómo el cerebro crea inteligencia es el desafío más grande. Vicarious tiene una estrategia a largo plazo para desarrollar Inteligencia Artificial que esté al nivel de un humano, y el comienzo es el desarrollo de un sistema que funcione como un cerebro. Los CAPTCHAs modernos proveen una muestra de los desafíos de la percepción visual, y resolverlos de modo general requirió que comprendiéramos cómo es que el cerebro lo logra.”

Además Vicarious afirma que está es tan solo la primera demostración pública de su tecnología de aprendizaje RCN (Recursive Cortical Network), y prometen que en el futuro puede ser utilizada en robótica, análisis médico de imagenes y búsqueda de video. De todos modos, la compañía admite que aún restan “varios años” para que esto sea posible.

“Debemos ser cautelosos de no subestimar la importancia que tiene el descubrimiento de Vicarious” dijo Dustin Moskovitz, co-fundador de Facebook. Además comentó “Este es un gran momento para la investigación de Inteligencia Artificial, y ellos se han adelantado en construir las primeras máquinas inteligentes de verdad.”

Adaptación de un post de Rob Waugh, para We Live Security

Autor , ESET

Síguenos