Vuelta a clases: los 5 retos que enfrentan padres y maestros en seguridad informática

Poco a poco se normalizan las actividades académicas en escuelas y colegios de varios países de la región y así llega el momento para prepararnos y preparar a nuestros hijos para iniciar nuevamente las clases, y esto conlleva abordar también los cuidados relacionados con la seguridad informática.

La vuelta a clases para los más jóvenes en el hogar implica por estos días utilizar dispositivos móviles y computadoras para mantenerse conectado a Internet como la principal fuente de información. Por lo tanto, es necesario que padres y maestros conozcan tanto los riesgos asociados al uso incorrecto de esta herramienta como también la forma de protegerse mientras se navega por Internet para disfrutar de la tecnología de forma segura.

Compartir fotografías, videos, estados de ánimo, mensajes, entre otro tipo de información, son actividades cotidianas entre niños y jóvenes y con el regreso a clases seguramente se incrementan. Por lo tanto los padres deben estar más atentos con el uso adecuado de Internet por parte de sus hijos y los maestros deben inculcar el uso sano de la tecnología.

¿Cuáles son los retos a enfrentar?

Es evidente que cada vez se hace más intensivo el uso de la tecnología. Además, en Latinoamérica son cada vez más comunes los programas gubernamentales que dan apoyo a los niños para acceder a la tecnología, lo cual aumenta la cantidad de personas que ingresan a las escuelas con una nueva herramienta: las computadoras. Veamos los retos que deben enfrentar padres y maestros.

Reto #1

Internet es una gran fuente de información, mucha de la cual puede tener contenido ofensivo o incluso peligroso. Considerando estas cuestiones, el primer reto para los padres y maestros es enseñar a navegar y a distinguir lo realmente útil y aprovechable.

Reto #2

Códigos maliciosos, campañas de phishing y sitios web maliciosos, entre otras amenazas informáticas, se cuentan por miles en Internet. Un segundo paso es, entonces, conocer los impactos económicos y para la información personal que pueden tener estas amenazas.

Reto #3

Un tercer reto para padres y maestros está relacionado con el grooming, una actividad que tiende a crecer a través del uso intensivo de Internet. Recordemos que el grooming implica que un adulto intente persuadir a un niño, a fin de generar una conexión emocional y un ambiente de confianza para que el niño realice actividades sexuales.

Reto #4

Es fundamental educar a los niños acerca del manejo de la privacidad en la red. Prácticas como el envío de mensajes o fotografías con contenido erótico son comportamientos que van en aumento y que pueden comprometer a los jóvenes.

Reto #5

Por último, es muy necesario instruir sobre el uso responsable de redes sociales, ya que suelen ser las plataformas habituales de actos de cyberbullying o ciberacoso. Por lo tanto, es importante que tanto padres como docentes estén atentos al comportamiento de los niños para detectar un posible caso e intervenir a tiempo.

¿Qué hacer para cuidarlos?

El primer paso para padres y maestros, dada la rápida evolución de la tecnología, es capacitarse para poder educar. Una vez que se conocen los riesgos y amenazas, los retos se pueden enfrentar teniendo presente las siguientes buenas prácticas de seguridad:

  1. El punto más importante es generar un espacio para hablar sobre las amenazas y los hábitos en Internet. Para esto los padres deben conocer las amenazas y explicarles a sus hijos los motivios por los que pueden verse comprometidos. Además, los maestros deben incentivar el uso responsable de la tecnología manteniendo las normas de comportamiento del mundo real.
  2. También es necesario recordar que somos responsables de lo que subimos a Internet y que, una vez que publicamos una foto o un video, perdemos el control del material y no podremos saber para qué puede ser utilizado.
  3. Debemos ser cuidadosos con el tipo de información que se publica en Internet. Datos como la dirección de la casa o números telefónicos no deberían compartirse en redes sociales.
  4. Internet facilita el anonimato, por lo tanto no podemos saber con total certeza quién está al otro lado de la red social a menos que sea alguien de nuestro entorno. Por esta razón, debemos tener mucho cuidado con los mensajes de desconocidos que tratan de contactarse utilizando las redes sociales.
  5. Contar con una solución de seguridad con funcionalidades antivirus, monitoreo de redes sociales firewall para los equipos. Vale destacar que no solo hay que proteger las computadoras de escritorio, ya que dispositivos como los smartphones y las tablets también pueden ser blanco de ataques.

Si bien son los más jóvenes quienes hacen la vuelta a clases, para los padres y maestros también hay asignaturas pendientes en este nuevo periodo académico que empieza. Ser conscientes del alcance que tiene la tecnología y los riesgos que derivan de su mal uso, son los primeros pasos para garantizar que niños y jóvenes puedan disfrutar de la tecnología de forma segura.

Créditos imagen: ©Eirik Solheim/Flickr
seguridad_padres_academiaeset

Autor , ESET

Síguenos