¿Por qué debería cifrar mis datos?

Durante los últimos tiempos, la privacidad de los usuarios en Internet ha estado en la mira, logrando que el concepto de cifrado se popularice en la opinión pública. Por eso, en este post se analizará en qué consiste el mismo y los beneficios que supone para los usuarios.

Para empezar, se debe definir el concepto de cifrado de datos, el cual consiste en alterar un mensaje antes de transmitirlo, generalmente mediante la utilización de alguna clave, de tal modo que el contenido del mismo no sea legible para los que no posean dicha clave. Así, cualquier persona que tenga acceso al mensaje no podrá entender su contenido a menos que cuente con la clave para descifrar el mismo.

Dado que la información que se envía a través de Internet en algunos casos puede ser accedida por intrusos, el cifrado de datos es una alternativa para mantener la privacidad. Por lo tanto, este concepto puede aplicarse en las distintas actividades que un usuario realiza todos los días. Cuando se navega por Internet, algunos sitios web ofrecen una conexión cifrada, de tal modo que los datos que se envían desde y hacia el sitio se encuentran cifrados, y son ilegibles para intrusos que puedan estar escuchando la comunicación. Sin embargo, los sitios que proveen servicios de correo electrónico, mensajería instantánea, o cualquier otro tipo de comunicación, sí tienen acceso al contenido de los mensajes enviados. Por eso, una medida adicional que los usuarios pueden tomar para mantener su privacidad, consiste en cifrar los mensajes por su cuenta. Vale la pena aclarar que, para que esto último sea de utilidad, el receptor deberá estar en condiciones de descifrar el mensaje recibido, por ejemplo, a través de la clave.

Ahora bien, el cifrado de los datos no sólo es útil para las comunicaciones, sino también en todo caso en que se quiera proteger información sensible. Así, es posible cifrar la información contenida en discos, carpetas o incluso archivos individuales, para evitar el acceso no permitido. Luego, además del beneficio de proteger la privacidad de los usuarios, el cifrado de datos evita otro tipo de ataques como el robo de identidad, o los fraudes bancarios, además de brindar un mecanismo de protección ante el robo o pérdida de dispositivos con información sensible.

Por último, es necesario mencionar que la utilización del cifrado de datos implica un nivel extra de complejidad y, en el caso de los dispositivos cifrados, reduce la velocidad de acceso a los datos, dada la necesidad de descifrarlos al momento de utilizarlos. Por lo tanto, se concluye que, para poder tomar la decisión de utilizar o no esta técnica, se debe hacer un análisis de costo/ beneficio, donde la complejidad de la utilización de este método será tolerable en los casos en que la información a proteger sea lo suficientemente importante.

Matías Porolli
Especialista de Awareness & Research

Autor , ESET

Síguenos