25 medidas de seguridad en nuevos documentos de identidad chilenos

Recientemente, el diario El Mercurio” de Chile informó sobre 25 nuevas medidas antifraude que serán implementadas en la nueva cédula de identidad para ciudadanos chilenos.

El nuevo carné estará disponible a partir del 2 de Septiembre del corriente año. Cuenta con 25 medidas de seguridad, superando las 13 con las que ya dispone la cédula actual. Este nuevo carné incluirá características que cumplirán los estándares internacionales.

La nueva cédula incorporará un chip electrónico, como puede apreciarse en la imagen (Fuente: El Mercurio), que contiene la misma información que es visible en el propio carné. Específicamente, incorpora datos sobre los rasgos biométricos de la cara y los dedos del ciudadano. Asimismo, en la parte trasera cuenta con un código QR que puede ser escaneado por cualquier dispositivo con la tecnología adecuada (tablets, smartphones) y de esa manera se dirigirá al sitio web del Registro Civil donde se podrá consultar la misma información.

¿Cómo se compone la seguridad de las nuevas cédulas?

Las nuevas cédulas constarán de diferentes medidas de seguridad que pueden ser clasificadas en tres etapas de acuerdo a la naturaleza de las mismas.

En el primer nivel es posible mencionar algunas de las nuevas medidas de seguridad implementadas. Las nuevas cédulas incorporan una impresión en arco iris, similar a la que es utilizada en los billetes. Además poseen un kinegrama transparente (estructura de difracción microscópica) y una imagen pequeña que se modifica según el ángulo de visión.

En el siguiente nivel de seguridad, mediante instrumentos especiales, es posible ver una imagen ultravioleta, un microtexto y un relieve sensible al tacto. Además incorpora una impresión infraroja.

Finalmente, en el último nivel existen tres medidas que el fabricante del modelo conoce y que solo será compartido con el Registro Civil y los laboratorios de criminalística del país.

¿Cómo influyen estas medidas en la seguridad de los datos?

Anteriormente hemos hablado sobre el robo de identidad y sus cifras en América Latina. Este tipo de decisiones nos demuestra que los gobiernos están preocupándose por esta temática. Relacionado con este problema, también hemos hablado sobre los fraudes y el funcionamiento de las estafas bancarias a partir del robo de información de esta naturaleza.

De alguna manera, a partir de este tipo de medidas será posible mejorar el nivel de seguridad en lo que respecta al manejo de información sensible de los ciudadanos. Este es un primer paso en la gestión de la seguridad y dificultará que los ciberdelincuentes puedan cometer delitos relacionados con el robo de identidad.

Fernando Catoira
Analista de Seguridad

Autor , ESET

Síguenos