Cambios en la política de Facebook: usuarios podrían votar

La siguiente publicación es una traducción del post Facebook policy changes – does the ‘crowd’ really have a seat at the table? escrito por nuestro colega de ESET Estados Unidos Cameron Camp.

FacebookHace algunas semanas, la organización conocida como europe-v-facebook descubrió una cláusula dentro de la política de privacidad y derechos de los usuarios de Facebook que establece que si 7.000 usuarios de la red social así lo solicitan, la empresa debe implementar un mecanismo de votación que permita dirimir sobre algún cambio que afecte en cómo se comparte la información a través de este servicio. Cuando europe-v-facebook dio a conocer este antecedente, gran cantidad de personas apoyaron esta medida para hacer valer sus opiniones respecto a posibles cambios en la política de privacidad de Facebook.

En en acápite 14 de la Declaración de derechos y responsabilidades de la red social que corresponde a las Enmiendas, se establece en el punto tres que:

“Si más de 7.000 usuarios envían un comentario sustancioso acerca de un mismo cambio propuesto, también te daremos la oportunidad de participar en una votación en la que se te ofrecerán alternativas. El voto será vinculante para nosotros si más del 30% de todos los usuarios registrados activos en la fecha de la notificación votan”.

Finalmente esta política de votación se puso en práctica. Luego de que se publicaron alrededor de 40.000 comentarios respecto de los últimos cambios en la Declaración de derechos y responsabilidades de la red social, se implementó un sistema de votación para conocer la opinión de más personas. Aprovechando este contexto, los responsables de our-policy.org publicaron una lista de sugerencias y peticiones que incluyen una serie de medidas destinadas a mejorar la seguridad y privacidad de la información que se maneja mediante Facebook. Estas son algunas de las ideas propuestas:

  1. Para cada característica que implemente Facebook y que tenga relación con cómo la red social comparte información del usuario, se le consulte a la persona si está de acuerdo con el cambio y no que se acepte este de forma automática. Así, se evita la posibilidad que un individuo se sienta incómodo por datos que no quiere hacer público.
  2. La posibilidad que un usuario solicite las categorías, subcategorías y toda la información personal que tenga almacenada en Facebook y que la empresa dentro de cuarenta días, entregue esos datos.
  3. Que la información que el usuario decida eliminar de Facebook realmente sea borrada.
  4. Limitar el uso de información personal por parte de terceros. En el caso de hacerlo, explicarle al usuario con qué fines se está realizando y ofrecerle la posibilidad de evitar este tipo de acciones.

Pese a todos estos esfuerzos, nada cambió. La red social no adoptó ningunas de las sugerencias e implementó las suyas. ¿Por qué? Porque de acuerdo a esta misma política y como pudo observarse anteriormente, se requiere que al menos un 30% de los usuarios de Facebook voten por una determinada acción o cambio y esto no ocurrió. Si se considera que son más de 800 millones de personas, un 30% es una cifra bastante considerable. Las personas de europe-v-facebook lamentaron que este sistema de votación estuviese tan oculto dentro del sitio que muchos usuarios nunca se enteraron de su existencia. También, opinaron que la actitud de Facebook delata lo desinteresados que están en oír las opiniones de los usuarios.

Del número relativamente pequeño de usuarios que votaron, un 87% está de acuerdo con mantener las políticas de privacidad sin modificarlas. Frente a esto la pregunta correcta sería: ¿Tiene la “multitud” realmente derecho a voz y voto  con respecto a los cambios que se apliquen en la red social? La respuesta está por verse. Si se logra una convocatoria masiva frente a este tipo de discusiones, entonces puede que sí, sin embargo, organizar a 800 millones de usuarios es una tarea bastante compleja.

Por otro lado, esta interrogante resulta bastante importante para muchas empresas que participan en Facebook y desean saber de qué modo su información está siendo compartida con terceros y el sitio. Una posible solución para lograr una alta convocatoria sería persuadir a Facebook para que cada vez que se realice una votación, haga lo suficientemente público dicho proceso como ocurre con otros aspectos que considera importantes.

Ahora que Facebook es una compañía cotizada en la bolsa, es posible ejercer presión a través de los inversionistas, no obstante, compartir información es algo lucrativo y el principal motor de funcionamiento de la red social. Si Facebook utilizará este fallido intento de participación para mejorar el proceso, todavía no se sabe. Por lo pronto, es algo que muchos desean y que tendremos que esperar para poder observar qué sucederá.

Mientras todo este proceso sigue su curso normal, le recomendamos a los usuarios determinar aquella información que desean hacer pública y cuál no a través de Facebook. También la lectura de nuestra Guía de seguridad en redes sociales  y algunas  noticias relacionadas a la temática con el fin de prevenir amenazas informáticas.

Traducido y adaptado por André Goujon.
Especialista de Awareness & Research

Autor , ESET

Síguenos