5 consejos para controlar una infección por malware

En la actualidad existen diversas amenazas que circulan por la red con la finalidad de infectar la mayor cantidad de sistemas posible. Una vez realizada dicha infección, ejecutan tareas específicas de acuerdo al tipo de malware que corresponda.

Malware

Muchas veces el usuario se infecta por algún tipo de malware debido a algún descuido o simplemente por no tomar los recaudos adecuados para prevenir la infección. En este caso se debe adoptar algunas medidas para disminuir el impacto por parte de la infección y poder proceder de manera correcta frente a la correspondiente amenaza.

¿Sospecho que mi máquina está infectada?

Existen algunos indicios que pueden despertar sospechas en el usuario sobre si su equipo se encuentra infectado. Si bien esto no funciona a ciencia exacta, se pueden tener en cuenta algunos aspectos  a la hora de prestar atención al funcionamiento cotidiano del equipo. Algunos síntomas para sospechar son:

  • Se muestran ventanas (pop-ups) o imágenes repentinamente.
  • En caso de contar con un firewall, este informa de ciertas aplicaciones que intentan conectarse a diferentes direcciones de internet sin que el usuario haya ejecutado ninguna de las mismas.
  • Los contactos del usuario mencionan que han recibido correos o mensajes por alguna red social sin que el usuario los enviara.
  • El sistema operativo demora más de lo habitual para iniciarse.

Además de estos síntomas, existen muchos otros que permiten sospechar si se está frente a un equipo infectado.

¿Qué debo hacer?

Si se cree que el equipo se encuentra infectado con algún tipo de malware, se pueden seguir ciertos consejos para no comprometer la información disponible en dicho sistema, así como tampoco sufrir del robo de datos de origen crítico:

  1. Desconectar el equipo de Internet: Esto impedirá que el malware que infectó el equipo continúe propagándose por la red así como también una posible reinfección online luego de la limpieza.
  2. Si no se posee un programa antivirus, instalar alguno en esta instancia: Siempre es recomendable algún software con capacidad de detección proactiva de amenazas. Descargar y actualizar la base de firmas del antivirus instalado previamente para contar con la última actualización y así poder realizar un análisis del equipo más eficiente.
  3. Realizar un análisis completo del sistema: Efectuar un análisis completo de los discos del equipo en busca de amenazas.
  4. Modificar las contraseñas de los correos, cuentas de redes sociales y cualquier servicio que requiera autenticación: Este procedimiento debe efectuarse para eliminar toda posibilidad de robo de credenciales por parte del cibercriminal detrás del malware.
  5. En caso de ser necesario, realizar una limpieza manual: Muchas veces luego de una infección no es suficiente escanear el sistema y realizar una limpieza automatizada. Es por esto que en ciertas ocasiones se debe efectuar una limpieza manual. Para poder llevar a cabo esta tarea, es recomendable identificar de qué tipo de malware se trata para luego buscar el método correcto de desinfección.

Estos pasos son un buen punto de partida  en el caso que se sospeche que el equipo ha sido infectado por malware. Además, esto debe complementarse con la serenidad por parte del usuario, es decir, no entrar en pánico, ya que muchas veces esto puede derivar en acciones que comprometan aún más el sistema. Finalmente, se le recomienda al usuario leer la guía de consejos completa sobre qué hacer en el caso de que se confirme la infección.

Fernando Catoira
Analista de Seguridad

Autor , ESET

Síguenos