Anonymous y su maratón hacktivista durante el fin de semana

En la actualidad, hemos estado observando un fenómeno de protestas virtuales que se está dando cada vez con mayor ímpetu en el espacio digital, donde Anonymous, grupo de hacktivistas que se encuentran diseminados por varios países latinoamericanos y del mundo, unen fuerzas para luchar y realizar ataques informáticos con fines ideológicos.

El  tema del cierre de Megaupload como parte de un operativo del FBI y los debates que se han generado en el último tiempo sobre los derechos de autor en algunos países, ha provocado una alta actividad por parte de Anonymous, quienes se oponen tajantemente al cierre del servicio de almacenamiento de archivos, como también a personas, empresas o instituciones que de alguna forma, hagan explícito su apoyo sobre algún tipo de regulación al respecto.

Imagen del sitio de noticias de Anonymous

Demostrando que no descansan ni los fines de semana, Anonymous sorprendió con la publicación de información personal de Robert Muller, director del FBI. Los datos filtrados corresponden a nombres de familiares, números de teléfonos y direcciones de correo electrónico de Muller.

Luego fue el turno de Sony Music Entertainment, empresa disquera que según los hacktivistas, apoya la regulación sobre material que tengan derechos de autor, y que por ese motivo, fue atacada por Anonymous durante el fin de semana, quienes lograron obtener material musical de varios artistas de la firma como Madonna, Justin Timberlake, AC/DC, entre otros. Todas esas discografías fueron ordenadas alfabéticamente, por artista y año para ser puesta a disposición de los usuarios de Internet en el día de hoy. También publicaron algunas películas de la multinacional japonesa realizadas entre 2000 y 2011 como Misión Imposible 4.

Anonymous anuncia publicación de música

Después, dirigieron sus dardos en contra de portales latinoamericanos, atacando el sitio del cantante y presentador de televisión peruano Gian Marco, cuya página web quedó completamente inaccesible por un tiempo durante el sábado pasado. Además, lograron dar de baja el portal web de la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) como otra forma de ejercer presión.

Este lunes también provocaron la inoperancia de varios sitios de Polonia como el del Parlamento y el del Primer Ministro de ese país, quienes se encuentran discutiendo temas relacionados a este controversial tópico.

Sumado a todo lo anterior, Anonymous ha lanzado una campaña bajo el nombre de Black March 2012 que va más allá de los ataques cibernéticos, incitando a los usuarios a no asistir al cine, evitar descargar canciones incluso de forma ilegal, no comprar DVD, videojuegos ni tampoco adquirir libros o revistas. También afirman que están trabajando en una “gran operación” de la cual aún no han comentado mayores detalles.

Black March 2012

Independiente de la postura que se tenga frente al hacktivismo, a las regulaciones sobre derechos de autor y la posible censura que pudiera producirse en Internet, el usuario debe recordar que los riesgos no son exclusivos del mundo físico. Por lo mismo, se debe tener mucho cuidado con los sitios, correos, búsquedas o mensajes a través de redes sociales que traten sobre asuntos tan en boga como este, debido a la alta probabilidad de que se utilice toda esta situación como técnica de Ingeniería Social, es decir, que aparezcan amenazas informáticas que hagan  falsas alusiones a estas noticias con el fin de propagar malware.

Finalmente recordar que contar con una solución antivirus con capacidad de detección proactiva ayuda a mitigar el impacto de cualquier tipo de código malicioso.

André Goujon
Especialista de Awareness & Research

Autor , ESET

Síguenos