¿Cómo compartir la computadora familiar?

En muchos de los hogares de Latinoamérica es común que encontrarse con una computadora familiar, en ella, todos los integrantes comparten su información, fotografías, el acceso a Internet o la impresora. Sin embargo, en reiteradas ocasiones, estos equipos no cuentan con medidas de seguridad que permitan, entre otras cosas, proteger la información de cada uno de sus usuarios, incluso también proteger a los menores que utilizan el sistema.

¿Qué se puede hacer cuando se comparte un dispositivo informático?

En primer lugar se recomienda contar con usuarios distintos para cada persona que utilice el equipo. De esta manera no solo se aumenta la seguridad del sistema, sino que también las personalizaciones que cada familiar quiera realizar sobre el escritorio, el fondo de pantalla y sus archivos no afectan a las configuraciones del resto. Además, cada uno cuenta con su propia contraseña para iniciar sesión, protegiendo su información.

Dependiendo del sistema operativo, se pueden crear distintos tipos de cuentas, con permisos para cada uno de los usuarios. Esta opción, permite de una manera sencilla, aumentar la seguridad de su información de manera inmediata. En los sistemas Microsoft, como por ejemplo Windows 7, existen por defecto tres tipos de cuentas de usuario: administrador, estándar e invitado.

Al utilizar el sistema por primera vez, siempre se accede a al mismo con el usuario administrador. Sin embargo, una vez que finaliza la instalación de sistema operativo, muchos usuarios continúan utilizando una cuenta con privilegios administrativos cuando en realidad es recomendable utilizar un usuario estándar.

Las ventajas de utilizar una cuenta estándar en lugar de un usuario administrador, evitan la modificación del sistema, no solo para la cuenta usuario, sino también para todos el resto de las cuentas creadas en él. De esta manera se puede proteger el sistema evitando cambios generales para toda las cuentas de usuario.

Para crear una nueva cuenta de usuario, el proceso es bastante sencillo. En primer lugar, hay que dirigirse a Inicio -> Panel de Control. En el listado de opciones seleccionar Cuentas de usuario y protección infantil y desde allí hacer clic en Cuentas de Usuario para iniciar luego con la Administración de cuentas. Microsoft ha puesto ha disposición de los usuarios un video en donde muestra cómo crear una cuenta con permisos estándar en Windows 7.

Al contar con distintas cuentas para cada uno de los integrantes de la familia, le permite a los padres obtener una mayor protección para con sus hijos. Esto se debe principalmente que si se utilizan herramientas de control parental se pueden configurar las cuentas de sus hijos para restringir el acceso a ciertas páginas web y en filtrar el contenido web de otros sitios.

El principal objetivo de utilizar distintas cuentas de usuario en un mismo equipo, permite no solo aumentar el control de la seguridad ante una posible infección de un código malicioso, sino que también les garantiza a los padres una mayor protección para con sus hijos al momento de utilizar los equipos. Para bloquear los cambios realizados sobre el software de control parental el mismo puede ser protegido mediante una contraseña.

Al compartir un equipo entre distintos usuarios es necesario minimizar los riegos de exposición ante las amenazas, y el robo de información contenida en ella, ya que el uso que un adulto le puede dar a un equipo difieren del uso que le dan los menores en lo que respecta a navegación y costumbres en Internet. Minimizando cualquier vector de ataque a través de la implementación de controles se aumenta la protección.

Pablo Ramos
Especialista en Awareness & Research

Autor , ESET

Síguenos