Google+ vs. Facebook: ¿quién gana la batalla de la privacidad?

La noticia tecnológica de la semana pasada, sin lugar a dudas, fue Google+, la nueva red social de Google. Aún no sabemos cuál será el futuro de esta nueva herramienta: ¿logrará destronar a Facebook? Aún es incierto, pero sí sabemos que nos hemos podido tomar unos días para verificar las características primarias de seguridad y privacidad de esta nueva red social, e intentaremos contestar algo que muchos usuarios se han preguntando comparando esta nueva red social, con la más popular: ¿quién gana la batalla de la privacidad? ¿Google+ o Facebook?

Lo que verán a continuación, es nuestra visión sobre las primeras impresiones que nos ha causado la nueva red social de Google. Veamos…

Gana Google: círculos de confianza

Google+ no ha incorporado nada extremadamente novedoso. Al fin y al cabo, ese ha sido el reclamo de muchos usuarios: no hay nada muy nuevo para aportar, especialmente teniendo en cuenta que al momento de la aparición Facebook ya posee un lugar dominante del mercado. En ese contexto, sin lugar a dudas que los círculos de confianza son el concepto más interesante aparecido: cada amigo que agregamos a Google+, podemos asignar a un círculo de confianza, y de esta forma este ya está, de alguna forma, categorizado para tenerlo en cuenta a futuro al momento de compartir información. Por defecto, existen cuatro círculos de confianza: amigos, familia, personas conocidas y siguiendo; aunque el usuario puede repartir sus contactos y crear nuevos círculos:

Google+

De esta forma, cada vez que se comparte un contenido en la red social, se puede elegir con qué círculo de confianza se desea hacerlo:

Google+

Esta es una gran ventaja desde el punto de vista de la privacidad, ya que cada contenido particular tiene una configuración específica sobre cómo se comparte la información. Por ejemplo, elegir con qué círculos chatear es una seguridad, especialmente cuando se trata de menores de edad, de forma tal que el padre sugiera al chico solo conversar con sus círculos de confianza más íntimos, como familia o amigos.

También es posible definir al momento de cargar el perfil, qué contenidos serán públicos, y cuáles serán limitados sólo a los círculos del usuario. Es decir, que desde el punto de vista de la seguridad, esto es un aspecto positivo.

Muchos han criticado la necesidad de indicar ante cada elemento compartido con qué circulo se lo desea realizar, en contraste con Facebook, en donde uno puede determinar, por ejemplo, qué contactos podrán visualizar las fotos etiquetadas. No obstante, la selección individual, aunque parece más tediosa desde el punto de vista de la usabilidad; es más real desde el punto de vista de la privacidad: uno puede tener fotos para compartir con amigos, y otras para compartir públicamente; y ante la duda, en esquemas fijos como el de Facebook, siempre se priorizará la publicación a la privacidad.

Empate: configuraciones por defecto

Aunque ambas redes sociales poseen configuraciones de privacidad, las configuraciones por defecto siempre exponen más de lo necesario. El enfoque en general suele ser: si quieres privacidad, modifica las configuraciones; cuando siempre podría ser al revés, y sin lugar a dudas sería seguro.

Por ejemplo, al momento de compartir contenidos, si el usuario solo ingresa los datos y elije compartir; estos serán compartidos con todos los círculos del usuario. Por lo tanto, aunque el usuario puede modificar esa característica, siempre por defecto se prioriza compartir con la mayor cantidad de amigos. De todas formas, una vez que el usuario cambia manualmente cómo compartir un contenido; el siguiente será compartido de la misma forma que el contenido anterior.

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con otras configuraciones de privacidad, como por ejemplo la posibilidad de recibir correos electrónicos de todos los amigos, que por defecto viene habilitada:

Google+

Finalmente, tampoco es sencillo bloquear un usuario, especialmente cuando se trate de problemas de abuso con menores de edad, no hay una forma intuitiva de hacerlo, se requieren unos cuantos clis para ello:

Google+

Un problema por el cual Facebook ha sido criticado durante muchos años, en Google+, sigue vigente: las configuraciones por defecto no priorizan la privacidad.

Empate: vulnerabilidades

A las pocas horas de haber lanzado Google+, los usuarios comentaron un problema de privacidad: si un usuario compartía cierto contenido, por ejemplo, con su familia, estos podían compartirlo nuevamente y convertirlo en público, eliminando el deseo primario de quien generó el contenido de mantenerlo en un grupo reducido. Esto despertó muchas críticas, y a las pocas horas Google reparó el incidente, por lo que actualmente un usuario puede bloquear para que un contenido no pueda ser extendido a otros usuarios, aunque no es muy cómodo ni usable realizarlo:

Google+

Este tipo de incidentes, muestran que la red social, no estuvo diseñada desde un principio pensando en la privacidad. Una vez más, problemas que Facebook ha enfrentado durante años, se hacen presentes en Google+: pequeños (y no tanto) errores de seguridad.

Gana Facebook: funcionalidades de seguridad

Aunque esto puede ser por cuestiones de madurez, aún las opciones de privacidad de Google+ no tienen la diversidad de opciones existentes en otras redes sociales, como por ejemplo las detalladas en la guía de privacidad para Facebook. Por ejemplo, el sistema de Facebook para evitar accesos no autorizados a la cuenta, solicitando información personal para identificar a los contactos, no está presente en Google+; o mayor personalización en los aspectos de geo localización. Aunque quizás sea solo cuestión de tiempo que la nueva red social incluya nuevas funcionalidades de privacidad, aún las opciones son muy limitadas.

Conclusión

Para los usuarios de Google+, una conclusión importante a remarcar: mantener ordenados los círculos de confianza, y no agregar a los nuevos contactos a círculos de forma innecesaria, será un paso importante para la protección de la información del usuario, ya que por defecto es con estos con quien serán compartidos los contenidos.

Por otro lado, como verán, a nuestro criterio no hay grandes diferencias entre Google+ y Facebook desde el punto de vista de la privacidad. Quizás, esto implique un triunfo para la red social de Mark Zuckerberg : una red social como Google+, que aparece cuando Facebook tiene más de 700 millones de usuarios, tiene que hacer la diferencia, y la seguridad y la privacidad podrían haber sido una posibilidad. No fue así, por lo que, usuarios: aún la privacidad en las redes sociales depende en gran instancia, del uso que ustedes hagan de ellas, y de cómo ustedes las configuren.

Sebastián Bortnik
Coordinador de Awareness & Research

Autor , ESET

  • Raul

    Gracias por el informe tan temprano de esta G+ que aun no puedo/mos probar ni experimentar. Muy útil y claro como siempre!

    Para la mayoría, que ingresa sin preocupaciones ni comprensión de los temas de privacidad, quizás fuera útil que las redes sociales permitieran elegir entre por ejemplo 3 perfiles de privacidad, recomendado de forma breve cada uno según las preferencias del usuario.

    Vaya a saber si alguna vez evaluaron algo así en FB, G+ u otras redes… no? tambien privan los objetivos de negocio y parece que la privacidad va en contra… o no entienden de que se trata.

    Lo que es claro, al menos en FB, es que la interfaz y configuración de privacidad deja mucho que desear en usabilidad y claridad. Aunque han mejorado, aún no me parece ni siquiera aceptable. No superarían una prueba de calidad para salir en producción si fuera un producto de software de venta mundial. Creo que sería devuelto a diseño para ser hecho de nuevo.

    Saludos.

  • Pingback: Duelo de privacidad: Google+ y Facebook | NetClean4me Blog()

Síguenos