Tres preguntas en el Día del Backup: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Una serie de organizaciones dedicadas al alojamiento en linea han lanzado una interesante iniciativa denominando al día de hoy, 31 de marzo, como el Día Mundial del Backup (en inglés, World Backup Day). ¿Quién no ha perdido alguna vez un dispositivo USB y se ha arrepentido de no tener un backup? ¿Quién no ha sufrido la muerte de un disco rígido y perdió información que nunca más se pudo recuperar? Seguramente la mayoría de los lectores, y es por ello que los invito a aprovechar este día para pensar y reflexionar acerca de la importancia del backup.

Por lo tanto, si quieren aprovechar el día de la fecha para comenzar a realizar copias de respaldo en sus sistemas, comparto con ustedes las tres preguntas que deben realizarse antes de comenzar a realizarlos:

  • ¿Qué información debo respaldar? Un backup no es simplemente el almacenamiento indiscriminado de todos los archivos del sistema, sino que es importante de alguna forma (al menos sencilla) valorizar la información y decidir qué información necesita tener una copia de respaldo. Por ejemplo, en una carpeta de imágenes no es lo mismo las fotos familiares y de los hijos, que una carpeta de fondos de pantalla interesantes. Seguramente la primera de estas deba ser sometida a un proceso de backup mientras que la segunda puede ser información que el usuario está dispuesto a perder en caso de un incidente, por la facilidad para recuperarla o re-armarla.
  • ¿Cómo la voy a respaldar? En segundo lugar, es importante definir cómo será almacenada y respaldada la información. Hay gran cantidad de métodos y tecnologías disponibles para esto, y entre las más frecuentes podemos mencionar, por el lado del hardware, utilizar dispositivos USB (tanto un pen drive como un disco rígido externo), dispositivos ópticos (CD o DVD) como así también discos rígidos en la nube. Cualquiera de estas posibilidades es víable, y dependiendo del tamaño del backup, los costos y otros factores; el usuario podrá optar por cualquiera de estos. Por otro lado, desde el lado del software, podríamos decir que en el ámbito hogareño la decisión más importante es si utilizar una aplicación para este fin, o no. En muchos casos, las tareas pueden ser realizadas manualmente de forma periódica.
  • ¿Cuándo la voy a respaldar? En tercer lugar, las copias de respaldo deben ser realizadas periódicamente, pero hay que definir cada cuánto serán realizadas. ¿Todos los días? ¿todas las semanas?  En lineas generales, eso dependerá de cada cuánto la información es modificada. Si uno almacena en un archivo los avances diarios de un proyecto, seguramente todos los días será necesario realizar una copia de respaldo. Una carpeta de imágenes quizás sólo es necesario respaldarla cuando se guardan nuevas fotografías, y así sucesivamente según el caso.

En el ámbito corporativo, vale agregar una pregunta más, y no por ello menos importante: ¿quién realizará el backup? Me ha tocado conocer y visitar empresas donde se han implementado costosos sistemas de backup (tanto a nivel hardware como software), y sin embargo estos no se aprovechan o no se utilizan ya que no está claro quién es el responsable de dicha tarea. Por otro lado, vale destacar que en estos entornos empresariales, es necesario implementar un sistema de backup que, como ya se dijo, preferiblemente debe estar apoyado en hardware o software diseñados para tal fin, como por ejemplo herramientas que permitan hacer copias de respaldo incrementales para no almacenar información que ya fue respaldada anteriormente, y que no ha cambiado desde el último backup.

Las copias de respaldo son parte de las medidas correctivas en torno a los controles de seguridad, por lo que vale destacar que su importancia viene dada por la necesidad de que sea acompañada de medidas preventivas ante incidentes que atenten contra la información. Por ejemplo, ante una infección por ransomware, un código malicioso que bloquea el acceso a los archivos del usuario y pide dinero a cambio para devolverlos, un backup podría ser de mucha utilidad para que el usuario recupere su información. No obstante, la presencia de un software antivirus u otra medida preventiva, podría evitar directamente la infección y así también los riesgos asociados a no tener toda la información necesaria en la copia del respaldo.

Hoy es el Día del Backup, lo que nos pareció un buen motivo para recordar la importancia de hacer copias de respaldo y, desde el lado del lector, lo invitamos a hacerse estas tres preguntas, y recordar que hacer un backup puede ser más sencillo de lo que uno se imagina y, fundamentalmente, es una gran medida de seguridad que seguramente le ahorrará algún dolor de cabeza.

backup_academiaeset

Autor , ESET

Síguenos