Second Life, fraudes de otro mundo

Para aquellos que no lo conocen, Second Life es una comunidad virtual que surgió como un juego para luego convertirse en un híbrido entre este último y una red social.  Hoy en día posee millones de usuarios que se conectan a diario donde viven, como su nombre lo indica, una segunda vida. Allí pueden comprar ropa, terrenos, construir un hogar, ir a fiestas y hacer cualquier cosa que su imaginación les dicte.

Como toda sociedad existe el comercio, donde los usuarios pueden cambiar dinero real por una moneda propia de la comunidad denominada Linden. Existen personas que invierten mucho tiempo al comercio aquí realizado, puntualmente en bienes raíces, donde logran ganar sumas millonarias.

Este tipo de lucro atrae, como es de esperar, a usuarios maliciosos en busca de sacar provecho basándose en la versatilidad de Second Life. En este caso desarrollaron un objeto denominado “RADAR FREE V44” el cual, al ser aceptado y usado por la potencial victima, inicia una transferencia no autorizada de los fondos del usuario al creador del objeto. Luego, el objeto malicioso se replica y envía a otros avatars, de la misma manera que lo haría un malware del tipo gusano. Para finalizar, el usuario malicioso  solo debe cambiar dicho dinero por una moneda real (dolares, pesos, etc.).

A continuación observamos un correo de alerta enviado por uno de los tantos grupos de esta comunidad virtual informando y recomendado que no se acepte ni use dicho objeto:

Alerta de Second Life

Es importante tomar ciertos recaudos al momento de participar en una comunidad virtual o red social, y más aún si allí se realiza algún tipo de transacción monetaria. A continuación detallamos algunos de ellos:

  • Compartir la menor cantidad posible de información personal
  • Evitar el intercambio de archivos u objetos a menos que se sepa exactamente lo que se va a recibir y se posea una antivirus con detección proactiva
  • No compartir información bancaria con ningún usuario
  • En el caso de conectarse a la comunidad virtual mediante una aplicación, verificar que se posee la última versión disponible de la misma

Las redes sociales y comunidades virtuales son cada vez más y más populares, y los internautas, según revelan estudios, pasan la mayor cantidad de su tiempo online en ellos. Es por esto se deben utilizar estos servicios con responsabilidad evitando exponerse a posibles ataques o suplantaciones de identidad.

Joaquín Rodríguez Varela
Ingeniero de laboratorio de malware

Autor , ESET

Síguenos