Conficker en números

En Noviembre se está cumpliendo un año de la aparición de un malware que los lectores de este blog conocerán muy bien: Conficker.

A diferencia de otros códigos maliciosos, cuyo ciclo de vida suele ser más corto, el gusano un año después continúa infectando sistemas en valores que no son frecuentes entre el malware. Por tal motivo, hemos desarrollado un artículo describiendo los principales aspectos de este código malicioso, bajo el título “Conficker en números“. Comparto con ustedes la introducción del mismo:

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero… ¿cuánto más vale un número?

Los números han acompañado a la humanidad desde los principios de la historia. Integran un sistema de comunicación que supera, incluso, barreras idiomáticas.

En el presente texto será relatada la historia del gusano Conficker desde una perspectiva numérica.

A 1 año de su aparición como amenaza, el mismo se ha caracterizado por importantes tasas de propagación e infección, gran cantidad de variantes, y características en su desarrollo novedosas y altamente peligrosas.  Los números que dejó Conficker, luego de 12 meses de actividad, son suficientes para graficar qué significará este gusano en la historia del malware, y cuánto es posible aprender de él.

En las siguientes páginas se narrará una historia. Las palabras contarán lo que muestran los números, si es que éstos no hablan por sí solos.

Entre otros datos, en el informe podrán encontrar la siguiente gráfica, que detalla los porcentajes de detección del gusano según nuestros informes mensuales de las amenazas más destacadas y su posición en el ranking. Como se puede observar, Conficker ha logrado mantenerse activo incluso doce meses después de su aparición, destacándose en los primeros lugares del ranking mes a mes:

Conficker en números

Si quieren conocer más en detalle la historia de este primer año de vida del gusano, pueden acceder al Centro de Amenazas y descargar el informe “Conficker en números“.

Sebastián

Autor , ESET

Síguenos