Haciendo dinero (fraudulento) con Twitter

La “ventaja” que tiene Internet actualmente es que cada día surgen nuevas formas de obtener dinero a través del engaño del usuario o usufructuando servicios que hasta este momento habían sido gratuitos. Este es el caso de la venta de dominios o del registro de nombres de usuarios en distintas redes sociales, para luego venderlo a quien corresponda.

Por ejemplo, en la siguiente imagen, se puede ver la venta de un perfil de Twitter correspondiente a una empresa. En este caso un usuario registró la cuenta y luego colocó el anuncio con su correo electrónico para lograr la venta:

Twitter

Otro ejemplo lo representa el siguiente correo electrónico, propagado por spam, en donde se ofrece a la venta videos con distintas formas de hacerse popular en Twitter y comenzar a ganar dinero a través de la red:

Twitter

La tercera forma más claramente fraudulenta es engañar a los usuarios para que ingresen a un sitio y, a través de técnicas comunes de phishing, obtener los datos de la cuenta del usuario. Una vez obtenidos estos datos, se promociona algún enlace a todos los contactos de la cuenta robada:

Twitter

El nuevo usuario, creyendo que su contacto le envía la promoción ingresará sin sospechar, continuando la cadena de robo de credenciales. Posteriormente, en cualquier momento los usuarios que ingresan al sitio, comenzarán a ser redirigidos a páginas con malware o con publicidad, lo que deja en claro el objetivo económico del engaño.

Si bien no puede decirse que este tipo de acciones son ilegales, ya que no hay legislación al respecto en ningún país del mundo, tampoco puede decirse que los servicios ofrecidos son éticamente correctos, ya que se basan en algún tipo de acción malintencionada como el registro de un nombre de empresa en el primer caso y el spam en el segundo.

Internet da nuevas posibilidades a todos y las personas que entienden esto, son las primera en aprovecharlas, para bien o para mal.

Cristian

Autor , ESET

Síguenos